Tecnología de inteligencia artificial desarrollada para predecir enfermedades del corazón

Por: Natasha Foote 

Una firma de tecnología sanitaria del Reino Unido ha desarrollado un nuevo y revolucionario dispositivo médico capaz de predecir la enfermedad de las arterias coronarias utilizando inteligencia artificial (IA), la primera tecnología de este tipo en su tipo.

La enfermedad cardíaca es la principal causa de muerte a nivel mundial, y la Organización Mundial de la Salud estimó que 17 millones de personas mueren de enfermedades cardiovasculares (ECV) cada año, particularmente ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. 

La tecnología, llamada ‘EchoGo Pro’, hace predicciones sobre el riesgo de enfermedad coronaria (CAD) a través del análisis de ultrasonido. Lo hace analizando las imágenes de ultrasonido , que actualmente es la prueba primaria utilizada, mediante el uso de tecnología de IA para identificar enfermedades.

La IA comúnmente se refiere a una combinación de técnicas de aprendizaje automático y robótica, combinada con algoritmos y sistemas automatizados de toma de decisiones, que juntos pueden predecir el comportamiento humano y de la máquina y tomar decisiones autónomas.

Actualmente, el diagnóstico erróneo de enfermedad cardiovascular ocurre en uno de cada cinco pacientes debido a la complejidad de los síntomas, las circunstancias y las comorbilidades, lo que hace que sea extremadamente difícil para los médicos identificar correctamente las condiciones en la inspección visual tradicional.

Sin embargo, de esta manera, la tecnología puede analizar miles de puntos de datos, en lugar de los indicadores 5-6 en la inspección visual tradicional. EchoGo Pro puede generar los resultados en el acto, entregando un pronóstico de enfermedad cardíaca a los sitios del hospital a través de su sistema seguro en la nube, una asociación incorporada con el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, basado en miles de exámenes clínicos anteriores. 

Cuando se probó en el Reino Unido y los Estados Unidos, la tecnología logró un rendimiento diagnóstico de más del 90% y redujo a la mitad el número de diagnósticos erróneos en comparación con los informes de la práctica clínica habitual. 

El dispositivo ha sido desarrollado por Ultromics, una firma de tecnología de salud con sede en el Reino Unido, y ahora tiene la marca CE, lo que permite su uso en todo el Reino Unido y la UE. 

El marcado CE indica que un producto ha sido evaluado por el fabricante y se considera que cumple con los requisitos de seguridad, salud y protección del medio ambiente de la UE. Se requiere para productos fabricados en cualquier parte del mundo que luego se comercializan en la UE.

El cofundador y CEO de Ultromics, Ross Upton, dijo que «el alto nivel de precisión y su velocidad de uso significa que los médicos, independientemente de su nivel de experiencia o capacitación, pueden hacer recomendaciones precisas a los pacientes para ayudar a reducir el diagnóstico erróneo», lo que finalmente ayuda para salvar vidas.

Agregó que la tecnología podría ayudar a reducir drásticamente las tasas de diagnóstico erróneo, lo que tendría un efecto considerable en los hospitales y los proveedores de atención médica, ahorrándoles dinero y recursos médicos.

«Aprovechar la tecnología de IA significa que podemos predecir con mayor precisión la enfermedad cardíaca y optimizar las vías de atención, para ayudar a ahorrar valiosos costos y tiempo para los sistemas de atención médica en este momento cuando ya están estirados y necesitan mucho apoyo», agregó el profesor Paul Leeson, jefe del centro de investigación clínica cardiovascular de Oxford y cofundador de Ultromics.

El uso de tecnologías de IA está afectando cada vez más nuestra vida cotidiana y el rango potencial de aplicación es tan amplio que se ha denominado la cuarta revolución industrial. Business Insider Intelligence informó que se prevé que el gasto en inteligencia artificial en salud crecerá un 48% entre 2017 y 2023.

Además, la Comisión Europea ha aumentado sus inversiones anuales en IA en un 70% en el marco del programa de investigación e innovación Horizon 2020, que se prevé alcance los 1.500 millones de euros para el período 2018-2020.

Artículo publicado en Euractiv

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
TWITTER
LinkedIn
INSTAGRAM