Robots en la industria de la moda empaquetando prendas de vestir

Fast Retailing, retail holding company japonesa, propietaria de la marca UNIQLO, avanza seriamente hacia la automatización de todos sus procesos. Ya está empaquetando prendas de vestir a través de robots. Interesante artículo del Financial Times desarrollado por Kana Inagaki.

Sólo hubo una tarea que los robots no podían desempeñar cuando la japonesa Fast Retailing, propietaria de la enseña Uniqlo, sustituyó el año pasado al 90% de los trabajadores por robots en su principal almacén de Tokio. Pero ahora, con la ayuda de la start up japonesa Mujin, el tercer grupo textil del mundo tras Inditex y H&M, asegura haber derribado la barrera final hacia la plena automatización, una prioridad para Uniqlo debido a que el envejecimiento de la población japonesa está creando escasez de mano de obra.

Las dos compañías han inventado un robot con un brazo capaz de recoger camisetas y colocarlas con esmero en cajas para su posterior envío a los clientes. Aunque parece fácil, la capacidad para levantar una prenda ligera es todo un desafío para los torpes brazos robóticos. Si a esto le añadimos la necesidad de revisar y ordenar las prendas de temporada -que cambian constantementey las tonalidades difíciles de distinguir, además de los distintos tipos de embalaje, las personas siempre habían hecho esta labor mejor que las máquinas.

Dependencia
Incluso los defensores acérrimos de la automatización como Amazon dependen por el momento de personas para realizar estas tareas. «Durante mucho tiempo hemos ido aplazando trabajar con una empresa de ropa porque es tremendamente difícil», reconoce Issei Takino, cofundador y consejero delegado de Mujin. «Sin embargo, el punto fuerte de Fast Retailing es su capacidad de dar una vuelta a toda la cadena de suministro para adaptarla a la automatización. Si aceptábamos este reto, está claro que tenía que ser con Fast Retailing», añadió Takino.

Fundada en 2011, Mujin está especializada en el movimiento de los robots y en los sistemas de visión, como las cámaras 3D. Los expertos crearon una máquina con tecnología de Mujin que es capaz de ver y moverse sin necesidad de ser programada constantemente.

Para Fast Retailing, que vende 1.300 millones de prendas al año, la necesidad de automatización es imperiosa, dada la escasez de empleados y el aumento de los costes de almacenamiento.

«Cada vez es más difícil contratar trabajadores, mucho más de lo que la gente se cree», reconoce Takuya Jimbo, ejecutivo de Fast Retailing responsable de los cambios en la cadena de suministro. «Tenemos que ser pioneros y seguir el método de ensayo error porque sólo las empresas que puedan actualizar su modelo de negocio podrán sobrevivir», añade el directivo de la firma japonesa.

El robot desarrollado, fabricado por Yaskawa Electric, ya está operativo en los principales almacenes que tiene Fast Retailing en Tokio, aunque Takino reconoce que todavía no es capaz de manejar todos los productos que pasan por las instalaciones porque se necesita tiempo para perfeccionarlo.

Envasado
Por ejemplo, a los robots les resulta muy sencillo manejar el envasado de plástico de la ropa interior térmica de la linea Heattech de Uniqlo, pero el proceso podría complicarseya que Fast Retailing pretende cambiar las bolsas de plástico por unas de papel para mejorar sus prácticas medioambientales.

Otro ejemplo son los cinturones. Los robots tienen la capacidad de recogerlos, aunque suelen soltarse al meterlos en las cajas, por lo que una solución sería que Fast Retailing plegara los cinturones antes de ser manejados por los robots. Ante el temor de que las máquinas les roben los empleos a las personas, Takino dice que «en el caso de los almacenes no hay riesgo porque, sencillamente, ya no hay personas que desempeñen estas labores».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *