Empresas e innovaciones tecnológicas contra el coronavirus

Los que se ha demostrado en estos más de 70 días de confinamiento es que la creatividad e innovación han sido una constante. Las empresa aunadas a las pequeñas innovaciones tecnológicas han descubierto un mundo de oportunidades para frenar el coronavirus

(Expansión) La tecnología y la innovación pueden ser aliadas clave tanto para limitar la extensión de la pandemia del coronavirus como para mitigar su impacto negativo en las empresas. El informe Perspectiva del COVID-19: Tecnología e innovación contra el Coronavirus, elaborado por Grant Thornton, analiza la forma en que tecnologías como el blockchain, la impresión 3D, las aplicaciones móviles, la inteligencia artificial o la robótica están contribuyendo a luchar contra la pandemia y sus consecuencias económicas.

El estudio concluye que el 53% de las iniciativas innovadoras desplegadas para esa finalidad han recurrido al big data y a la Inteligencia Artificial (IA), el 22% a la robótica y el 12% a la ciberseguridad. En tercer y cuarto lugar, se han situado el blockchain (11%) y los chatbots (2%).

Algunas tecnologías contribuyen a reducir los tiempos de toma de decisión, a mejorar las competencias de los trabajadores y a predecir y solucionar situaciones problemáticas tanto a los sectores público y privado en muchos países.

La tecnología Blockchain, por ejemplo, permite una mejor gestión del material sanitario al garantizar la trazabilidad de su cadena de suministro. Reduce la incertidumbre y hace más transparente el proceso de abastecimiento de países como España, donde esta cuestión ha resultado especialmente polémica.  

La impresión 3D permite un abastecimiento rápido y asequible de los hospitales, como demuestra la producción de respiradores en sólo tres horas por 100 euros, cuando su precio de mercado supera a menudo los 15.000 euros.

Las aplicaciones móviles de telemedicina evitan el colapso de los teléfonos de emergencias.

La geolocalización puede ponerse al servicio de un mejor control de los infectados por el coronavirus y de sus respectivas cuarentenas, con sistemas de información geográfica que no solo cumplen una función de supervisión, sino que recopilan también datos para predecir tendencias.

La inteligencia artificial facilita la detección temprana de infectados, el diagnóstico rápido o el seguimiento de tratamientos. La combinación de sistemas de videovigilancia y cámaras térmicas asistidas por IA permiten tomar la temperatura o detectar a las personas que no llevan mascarilla en estaciones de metro o de tren, y las herramientas diagnósticas basadas en inteligencia artificial pueden determinar si alguien ha contraído o no la enfermedad con un grado de exactitud del 96%.

Los drones y robots permiten el control remoto de la población. Pueden pulverizar desinfectantes o interactuar directamente con pacientes en la entrega de alimentos y medicinas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
LinkedIn