El mejor momento del comercio electrónico

Por: Felipe Alonso

Las compras online vuelven a presentarse como uno de los principales sistemas que prefieren los consumidores a la hora de comprar diferentes productos, algo que se ha visto reforzado con la pandemia por el Covid-19 y el confinamiento decretado por el estado de alarma del Gobierno, y que ha dado como resultado que se haya incrementado los compradores a través de las páginas webs en un 62%; y que según los especialistas, más del 80% de las personas que han comprado en este periodo a través del uso de los medios online, siguen pensando en continuar haciéndolo.

La CNMC publica desde el año 2011, de forma trimestral, el volumen de facturación, y otra serie de datos sobre el comportamiento de las compras en las páginas webs tanto a nivel nacional, como con otros países, ajustando el ejercicio de junio a junio de cada año. En esta ocasión, en el periodo correspondiente al 2019, el volumen de facturación se ha situado en los 48.826 millones de euros, con un incremento del 24,4% con respecto al año anterior, cuando se llegaron a los 39.243 millones de euros.

Desde la CNMC se indica que no se debe olvidar que los datos que se ofrecen son anteriores al estado de alarma decretado por el Gobierno ante la pandemia del Covid-19. Ya que curiosamente, el sector más afectado por la pandemia, como ha sido el turismo en todo su amplio aspecto de servicios y transportes, es el que se mantiene a la cabeza del volumen de facturación, como viene siendo habitual ejercicio tras ejercicio.

En el 2019, el sector de actividad con mayores ingresos corresponde a las agencias de viajes y operadores turísticos, que representan el 15% del total, es decir, unos 7.300 millones de euros; el segundo lugar lo ocupa el transporte aéreo, que supone el 8,1% del volumen global, unos 3.904 millones de euros.

El tercer lugar, son las ventas de productor propios del sector textil, el 5,9%; con unos ingresos de 2.832 millones de euros. Le sigue el servicio de hoteles y alojamientos similares, con el 5,3%, y una facturación de 2.586 millones de euros. El quinto puesto es para los juegos de azar y apuestas, con el 3,8%, y 1.824 millones de euros. Mientras que el transporte terrestre tiene una presencia del 3% y unos ingresos de 1.464 millones de euros. Estas cinco ramas de actividad suponen en conjunto un volumen de facturación de 19.910 millones de euros, sobre el 40,7% del total.

Si nos fijamos en el número de transacciones, según la CNMC, este ejercicio se ha cerrado con 867 millones, lo que representa un crecimiento del 25% con respecto al anterior.

El transporte terrestre de viajeros es el que ha tenido un mayor movimiento, el 6,9% del total, 59,8 millones de operaciones; seguido por los juegos de azar y apuestas, el 6,1%, unos 52,8 millones de transacciones. En tercer lugar, está el sector textil, con el 4,8%, que representa 41,6 millones de circulación de productos. El cuarto puesto es para el transporte aéreo, con el 2,9%, y 25,1 millones de operaciones; y las agencias de viajes y operadores turísticos han movido 22,5 millones de transacciones, un 2,6% del total.

En lo que respecta a la segmentación por las zonas de venta, -dentro del país; desde España con el exterior y desde el exterior con España-, las webs de comercio electrónico domésticas se han llevado el 51,4% de los ingresos totales, unos 25.096 millones de euros, de los que el 31,2% corresponden a las ventas que se han realizado en el interior del país, más de 15.233 millones de euros; y el 20,2%, a las que se han hecho desde el exterior con las webs ubicadas en España. unos 9.862 millones. En lo que respecta a las adquisiciones con origen en el país realizadas desde el exterior, el informe anual del órgano regulador indica que se trata del 48,5%, más de 23.680 millones de euros.

La CNMC, ofrece también una valoración del saldo neto exterior, es decir la diferencia que hay entre las compras que se hacen desde el extranjero a sitios webs españoles o ubicados en el país, y lo que se compra desde España en el extranjero. En el presente ejercicio, el saldo arroja un déficit de 13.841 millones de euros.

Por número de transacciones de las compraventas, el 41,5% de las mismas se registran en webs españolas. De ese porcentaje el 32,6% corresponde a operaciones dentro de España, el 8,9% desde el exterior, y el 58,5% en páginas del extranjero.

El volumen de negocio de las transacciones con origen en España y dirigidas hacia el exterior ha sido de 23.721 millones de euros, un 24,7% más que en el año anterior. El 95,7% de las compras desde España hacia el exterior se dirigen a los países de la Unión Europea.

En cuanto a las ventas desde webs españolas hacia el exterior, se han facturado 9.881 millones de euros, un 35% más. El 67,6% corresponden a países del área de la Unión Europea.

El próximo ejercicio superará los 50.000 millones de facturación

Artículo publicado en El Economista