Protocolos de aplicación de medidas certificadas frente al coronavirus

La importancia de la prevención en aspectos sanitarios ahora se puede evidenciar a través de sistemas integrados de gestión que certifiquen que tu establecimiento, procesos y productos tienen un sistemático y pormenorizado abordaje para gestionar la pandemia.

Bureau Veritas

Uno de los últimos casos lo constituye la empresa austariana Alimerka que acaba de ser certificada por Bureau Veritas, líder mundial en servicios de inspección, certificación y ensayos, con los estándares «Clean Site» y «Global Safe Site». Estas categorías acreditan el correcto cumplimiento de las medidas de desinfección, limpieza y seguridad que aplica la compañía tras la actual crisis sanitaria tanto en sus tiendas como en su centro logístico y oficinas, así como la efectividad de las medidas de higiene y desinfección que aplica. La empresa informó de que es la primera cadena de supermercados en obtener ambos certificados.

Desde marzo, Alimerka aplicó un paquete de medidas, como la contratación de 200 nuevos empleados para reforzar el servicio de sus 168 supermercados y de su área logística, tanto en el transporte de largo recorrido como en el ámbito urbano, que garantiza el reparto de las compras «online», que crecieron el 300% desde el covid-19. Además de la adopción de medidas de higiene y seguridad, Alimerka realiza más de cien desinfecciones al mes, tiene a disposición de sus trabajadores medios de protección y cuenta con una zona de desinfección para sus clientes. Sus productos desinfectantes están homologados, dijo, por el Ministerio de Sanidad.

Aenor

Por su parte, además de Bureau Veritas, AENOR ha potenciado diversas líneas de acción para reforzar la capacidad de respuesta de nuestro país a la crisis provocada por el COVID-19. Como bien afirman en su comunicación oficial, «la evidencia de la adecuada aplicación de buenas prácticas en la gestión del coronavirus es clave para trasladar a trabajadores, clientes y consumidores las garantías necesarias para generar confianza. En este sentido, AENOR ha desarrollado un proceso de certificación de los protocolos y medidas puestas en marcha por las organizaciones para afrontar este reto, colaborando en el proceso de vuelta a la normalidad, en el control de la situación del día a día y aportando valor en los procesos de continuidad de negocio».

De esta forma, AENOR respalda las buenas prácticas en la gestión de los riesgos derivados del COVID-19 en instalaciones y servicios, como puedan ser estaciones y medios de transporte, centros comerciales, hipermercados y supermercados, actividades con venta al público o centros industriales.

Las instalaciones y servicios que se sometan a la auditoría de AENOR tendrán la seguridad de estar aplicando protocolos adecuados y, además, podrán demostrar ante clientes, empleados y público en general su compromiso para evitar la propagación del COVID-19.  

La certificación de AENOR te ayuda: 

  • Generando confianza entre todos los colectivos, aspecto clave para la recuperación y activación de la economía  
  • Aportando seguridad a las organizaciones de estar aplicando las mejores prácticas y recomendaciones frente al COVID-19  
  • Demostrando el compromiso para evitar la propagación del COVID-19  
  • Buscando la protección de los clientes, trabajadores y público en general  
  • Aportando valor en los procesos de contingencia y continuidad del negocio y en la gestión de la prevención y la salud laboral. 

AENOR ha desarrollado una metodología basada en las recomendaciones de organismos nacionales e internacionales, que supone un abordaje completo de la gestión por las organizaciones de los riesgos derivados del COVID-19, con un completo registro de campos como salud laboral, buenas prácticas de limpieza e higiene (con la posibilidad de la realización de pruebas de laboratorio como la verificación de correcta limpieza y desinfección de superficies), medidas organizativas, medidas de protección o formación, información y comunicación, alineándose con la revisión de sus planes de contingencia y continuidad de negocio.

La Cámara de Comercio de Madrid

Las empresas han iniciado el camino hacia la normalidad para recuperar su actividad habitual. La emergencia sanitaria por el COVID-19 les ha obligado a vivir un escenario extraordinario para el que han tenido que adaptarse. La máxima prioridad ahora es retomar el ritmo y sus servicios con todas las garantías de seguridad, tanto para los empleados, los clientes y los proveedores.

Para ayudar a las empresas en la reanudación de su actividad, adaptarse a la normativa vigente y a las obligaciones con las administraciones públicas, Cámara Certifica ha creado un esquema de certificación de protocolos contra COVID-19. El objetivo es poner a disposición de las empresas un equipo del Área de Seguridad y Salud para realizar una auditoría independiente que, en caso de resultar satisfactoria, conllevará una certificación que avala que la compañía cuenta con los procedimientos recomendados para prevenir la propagación del virus.

Así también, existen una serie de propuestas similares que buscan ayudar a las empresas y establecimientos públicos a desarrollar una mejor gestión de prevención ante esta pandemia