China encuentra coronavirus en carne de res congelada y callos de varios países

BEIJING (Reuters) – La ciudad de Jinan, en el este de China, dijo que encontró el nuevo coronavirus en la carne de res y callos, y en el empaque de estos productos, de Brasil, Nueva Zelanda y Bolivia, mientras China intensifica las pruebas en alimentos congelados.

Los importadores eran una unidad de Guotai International Group y Shanghai Zhongli Development Trade, dijo la Comisión de Salud Municipal de Jinan en un comunicado en su sitio web a última hora del sábado.

Los puertos de entrada eran la aduana del puerto Yangshan de Shanghai y la aduana del puerto exterior, dijo. El comunicado de la ciudad de la provincia de Shandong no mencionó las empresas que enviaron los productos.

Más de 7.500 personas que pudieron haber tenido contacto con los productos contaminados y otro personal relacionado dieron negativo en las pruebas del virus que causa COVID-19, dijo.

Las autoridades chinas encontraron la semana pasada el coronavirus en el empaque de camarones saudíes en la ciudad de Lanzhou, carne de res brasileña en la ciudad de Wuhan y carne de res argentina en las provincias de Shandong y Jiangsu.

China es el principal comprador de carne vacuna del mundo y Brasil y Argentina sus mayores proveedores.

Zhengzhou, la capital de la provincia de Henan en el centro de China, detectó el viernes coronavirus en el empaque exterior de carne de cerdo congelada de Argentina, dijeron las autoridades locales en un comunicado el sábado por la noche en la plataforma de redes sociales WeChat.

Las muestras que dieron positivo provinieron de un lote de 24 toneladas de carne de cerdo congelada que se envió desde una instalación de almacenamiento en frío en el puerto de Qingdao a un almacén para un mercado en la ciudad de Zhengzhou.

Se descubrió que el lote estaba contaminado durante una inspección antes de que las mercancías pudieran ingresar al almacén, dijo el gobierno.

La Organización Mundial de la Salud dice que el riesgo de contraer COVID-19 de los alimentos congelados es bajo, pero China ha hecho sonar las alarmas repetidamente después de detectar el virus en productos alimenticios importados, lo que ha provocado prohibiciones de importación disruptivas.