Sostenibilidad a la finlandesa

El programa del gobierno finlandés de la actualidad integra los objetivos de desarrollo sostenible en el presupuesto. Este enfoque encierra una perspectiva particular de sostenibilidad a la finlandesa.

En el nuevo gabinete de Finlandia, doce ministros son mujeres y solo siete son varones. En la foto, de izq. a der., la ministra de Educación, la del Interior, la primera ministra y la ministra de Finanzas. Foto: AFP.

Por Kirsi Vanamo-Santacruz, embajadora de Finlandia en la Argentina

Para Finlandia, los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) se han convertido en una importante prioridad política. El programa del gobierno actual está basado en el desarrollo sostenible y los objetivos también están integrados en la preparación del presupuesto. Los temas principales del programa son dos:

  • La neutralidad de carbono y el uso inteligente de los recursos.
  • No a la discriminación, y promoción de la igualdad y la competencia.

Finlandia fue el primer país del mundo en realizar una evaluación exhaustiva de la política de desarrollo sostenible y ocupa la presidencia semestral del Consejo de la Unión Europea (UE) hasta fin de año. Su enfoque es fortalecer la posición de la UE como líder mundial en acción climática.

Las empresas finlandesas están comprometidas con las soluciones sustentables a nivel mundial. Por ejemplo, Finlandia tiene uno de los mercados de redes inteligentes más avanzados del mundo y ofrece soluciones de energía inteligente. También es una de las líderes mundiales en el campo de las contribuciones a la innovación global de energía limpia.

Las compañías finlandesas contribuyen al avance de sociedades sustentables a través de, por ejemplo, el desarrollo de tecnología inteligente, reduciendo el uso de energía y las emisiones de sus clientes, y ofreciendo tecnología para conectar a la gente de manera responsable y sustentable.

Muchas empresas finlandesas ya se han dado cuenta de que la implementación de los ODS crea nuevos mercados y, al mismo tiempo, cada vez más inversores requieren medidas para alcanzarlos. Más de 430 empresas finlandesas se han comprometido voluntariamente con objetivos de desarrollo sostenible. Las empresas sostenibles obtienen una ventaja competitiva.

Calculan que faltan 100 años para alcanzar la paridad de género en el mundo

Finlandia aspira a desarrollar el mercado de economía circular más ambicioso del mundo, que fomentará las inversiones y la creación de nuevas soluciones. En septiembre de 2016 anunció el primer Mapa de Ruta Mundial para la Economía Circular (2016-2025).

Desde entonces, otros nueve países de la UE han seguido el ejemplo, elaborando planes de acción similares. Además, el concepto de la economía circular se enseña ampliamente en las escuelas y ya hay una generación de jóvenes finlandeses que conoce bien el fenómeno.

La experiencia finlandesa con base biológica y soluciones innovadoras ofrece a las empresas nuevas oportunidades de negocio y potencial de crecimiento. El sistema de pago de recompensas por los envases retornables funciona muy bien: el 95% de las latas de metal y el 93% de las botellas de plástico vuelven para reciclarse, mientras que el 98% de las botellas de vidrio es reutilizado. Además, el tratamiento y reciclaje de residuos es solo una pequeña parte de la economía circular. Solo el 1% de los residuos se destinan a basureros; el 40% de los materiales se reciclan y el 58% se utilizan para energía.

La industria de bioeconomía y las tecnologías limpias ya son los sectores de exportación más grandes del país. Finlandia tiene amplios conocimientos en estos dos sectores y actividades de tecnología e innovación que permiten su crecimiento en los mercados internacionales. Para Finlandia, una bioeconomía circular es una herramienta para lograr el desarrollo sostenible, combatir el cambio climático, salvar los recursos naturales y mejorar el estado del medio ambiente, todo mientras se genera crecimiento económico y empleo.

Finlandia tendrá la primera ministra más joven del mundo

La igualdad de género

La primera ministra de Finlandia es Sanna Marin, de 34 años, quien lidera el gabinete de coalición en el que los líderes de los cinco partidos son mujeres, y cuatro de ellas tienen menos de 35 años. En el nuevo gabinete, doce ministros son mujeres y solo siete son hombres.

Finlandia tiene una larga historia en lo que se refiere a la igualdad de género. The Global Gender Gap Report 2015 (Reporte global de la brecha de género) clasifica a Finlandia en el tercer lugar del mundo en este aspecto. Además, The Women, Peace, and Security Index (Índice de mujeres, paz y seguridad) ha clasificado a Finlandia como el tercer mejor país para ser mujer en su estudio de 2019, en el que se analiza un total de 167 países.

Finlandia es un país donde las mujeres suelen trabajar a tiempo completo y disfrutan de la igualdad de acceso a la educación y la atención médica. También es un lugar donde es más probable que las mujeres puedan participar plenamente en la vida política y económica. De hecho, fue el primer país del mundo en extender el derecho al voto: instaló el sufragio universal en 1906. También fue el primer país en elegir mujeres para el Parlamento, ya en 1907.

Se puede decir que el éxito de Finlandia como país está en gran medida relacionado con la igualdad de género. Ya en 1917, varias mujeres finlandesas recibieron cuatro semanas de licencia de maternidad. Hoy en día la licencia parental es de casi un año y la utilizan cada vez más los padres.

Actualmente, el 47 % de todos los finlandeses entre 30-34 años tienen título universitario (el promedio de los países de la OCDE es 38 %) y el objetivo de Finlandia es alcanzar el 50 %. Por otra parte, el 57,4 % de los estudiantes con título universitario son mujeres y la mitad de los graduados doctorales eran mujeres en 2016 (50,5 %).

Igualdad de género: ¿Vamos a esperar cien años?

Las mujeres y los hombres están igualmente representados en el mercado laboral finlandés. Esto se debe a un cuidado infantil asequible y de buena calidad, medidas para ajustar la vida laboral y familiar, y una política para distribuir los permisos familiares de manera más uniforme entre los padres. La discriminación basada en el género está prohibida por ley. No obstante, como todos los países, también Finlandia tiene desafíos para resolver. Las áreas para mejorar incluyen la brecha salarial de género y la falta de mujeres en los principales puestos corporativos.

Tomado de El Clarin Argentina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *