Unión Europea inicia nuevas negociaciones con Reino Unido por Brexit

Por: Miguel Ángel Patiño. Londres

Las conversaciones a cara de perro que mantienen Reino Unido y la Unión Europea para establecer las reglas de su relación una vez que ese país abandone definitivamente el mercado único tienen esta semana un momento crucial.

Hoy está previsto que dé comienzo en Bruselas una nueva ronda de negociaciones entre las dos partes. Será la novena desde que Reino Unido decidió abandonar la UE (Brexit) y se estableciera un plazo de transición a lo largo de este año para fijar, de forma consensuada, cuáles serán las reglas de la relación tras el divorcio. Es lo que ha venido a llamarse era posBrexit.

Hasta ahora, no solo no ha habido acuerdos, sino que los pocos que había han empezado a saltar por los aires. La octava ronda de negociaciones, celebrada en Londres entre los días 8 y 10 de septiembre acabó con acusaciones mutuas de falta de voluntad negociadora y echándose un pulso entre las dos partes.

Punto de no retorno 

Las espadas ahora siguen en alto. Y además, en el ambiente se respira ya una sensación de que esta semana se ha alcanzado un punto de no retorno. O se logra un acuerdo o Reino Unido y la UE se encaminan hacia un pos-Brexit sin reglas y caótico. La novena ronda de negociaciones está previsto que tenga lugar a lo largo de tres o cuatro días máximo durante esta semana. En ningún sitio está escrito que tenga que ser la última. Ni siquiera tiene que ser el único foro de debate. Fuentes diplomáticas insisten en que las negociaciones entre ambas partes, aunque informales, son constantes entre ronda y ronda.

El problema es que los tiempos ya juegan totalmente en contra. Se presupone que a la novena ronda de negociaciones se tendría que llegar con algún acuerdo bajo el brazo para poderlo ratificar esta semana. Si no, ya no daría tiempo para que la UE puede tramitar luego los acuerdos alcanzados con Reino Unido tanto internamente -a nivel comunitario-, como a nivel nacional -en cada Estado miembro-. En la práctica, la novena ronda está pensada para ser la última antes del Consejo Europeo del 15 al 16 de octubre.

En esta sesión, el Comité examinará las áreas clave de negociación, incluida la pesca o los acuerdos sobre Irlanda del Norte, las aduanas o las subvenciones empresariales y las reglas de competencia.

Sin acuerdos visibles

Hasta ahora, no ha habido acuerdos visibles en los asuntos más espinosos, a pesar de los intentos de los dos equipos negociadores. Éstos están encabezados, respectivamente, por Michel Barnier, negociador jefe de la UE para la relación futura con Reino Unido, y David Frost, su homólogo por la parte británica. Los nervios están a flor de piel. A nivel político y empresarial. Los líderes políticos han empezado a lanzarse órdagos jurídicos. Empresarialmente, distintas patronales están advirtiendo de la incertidumbre y del desconcierto que supondría un posBrexit sin acuerdo.

La Unión Europea estudia tomar acciones legales contra Reino Unido en caso de que el Gobierno británico de Boris Johnson lleve hasta el final su intención de romper el acuerdo sobre el Brexit, tras el anuncio de los planes del Ejecutivo de aprobar una nueva norma, bautizada como Ley de Mercado Interno, que socavaría los pactos alcanzados en el acuerdo de divorcio hace un año.

7 .000 camiones 

El director de la Asociación de Transportistas por Carretera británica, Rod McKenzie, ha advertido por su parte que anticipa un «desastre» en las aduanas a partir del 1 de enero. «Estamos ante un caso real del Gobierno avanzando sonámbulo hacia el desastre con las preparaciones fronterizas que tenemos». El propio Gobierno británico trabaja con el escenario de que se produzcan colas de hasta 7.000 camiones y retrasos de dos días en el puerto de Dover.

Artículo publicado en Expansión