Unesco decide no declarar la Gran Barrera de Coral australiana “en peligro”

EFEVerde-

El Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, reunido mayormente de manera virtual en la ciudad suroriental china de Fuzhou, ha decidido no incluir de momento la Gran Barrera de Coral, situada en la costa noreste de Australia, en la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro.

Situación “crítica”

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza había indicado en diciembre pasado que la Gran Barrera ha pasado de estar en situación de “preocupación significante” a “crítica”, la peor calificación de conservación.

Sin embargo, el Comité reconoció los esfuerzos australianos y acordó no incluir el lugar en la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro, que reúne sitios afectados por conflictos armados, catástrofes naturales o destrucción medioambiental.

La representación australiana consiguió convencer a suficientes delegados para no aprobar en esta sesión la inclusión de la Gran Barrera en la lista. No obstante, el consenso alcanzado fue reconsiderar la inclusión en el año 2022.

Patrimonio Mundial

El mayor arrecife de coral del mundo comenzó a deteriorarse en la década de 1990 por el doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez por la mayor presencia de dióxido de carbono en la atmósfera.

Estatus de la Gran Barrera

La Unesco había adelantado el 22 de junio un borrador de la decisión sobre el estatus de la Gran Barrera, entre otros lugares patrimoniales, en el que pidió compromisos “más fuertes y claros” para protegerla, principalmente del cambio climático, así como hacer mejorar en la calidad del agua, entre otros.

Tanto el gobierno del primer ministro australiano, Scott Morrison, que ha sido cuestionado por no comprometerse con el objetivo de emisiones neutrales para el año 2050, así como el gobierno del estado de Queensland, en donde se encuentra la Gran Barrera, han trabajado por evitar la inclusión de la Gran Barrera en la Lista de Patrimonio Mundial en Peligro.

Opinión del Miteco

Para el Miteco, la Gran Barrera de Coral se encuentra “en una situación de peligro” como consecuencia de los impactos del cambio climático, por lo que “es fundamental” el máximo compromiso de Australia y de la comunidad internacional para proteger dicho ecosistema.