Los líderes de las islas del Pacífico lamentan el débil pacto climático de Glasgow

FILE PHOTO: Micronesia's President David Panuelo talks with China's President Xi Jinping (not pictured) at the Great Hall of the People in Beijing, China, December13, 2019. Noel Celis/Pool via REUTERS/File Photo

Traducción de artículo publicado en Reuters

MELBOURNE, 1 dic (Reuters) – Los líderes de las islas del Pacífico amenazadas por el aumento del nivel del mar dijeron que estaban decepcionados con el pacto climático de Glasgow, que pedía una reducción gradual en lugar de eliminar el uso del carbón, la mayor fuente de calentamiento global.

El presidente de Micronesia, David Panuelo, dijo que los países industrializados deben intensificar sus compromisos para ayudar a otros países a cambiar de combustibles fósiles a energías renovables e incluso construir pequeñas centrales nucleares.

«Si miras alrededor del mundo, no estamos muy contentos con el resultado de la COP26 por razones obvias», dijo Panuelo, refiriéndose a la Conferencia de la ONU sobre el Clima el mes pasado.

Todas las promesas de reducción de emisiones en la COP26 solo limitarán el cambio climático a 2,4 grados por encima de los niveles preindustriales, muy por encima del objetivo de 1,5 grados, dijo Panuelo en un panel en la conferencia Reuters Next.

Hablando en el mismo panel, la exsecretaria general del Foro de las Islas del Pacífico, Meg Taylor, quien es de Papúa Nueva Guinea, dijo que esperaba mucho más de la COP26.

«Solo esperaba que los países fueran mucho más progresistas, especialmente con las amenazas para el Pacífico», dijo Taylor.

Sin embargo, dijo que Papua Nueva Guinea estaba «muy complacida» de que al menos se esté discutiendo el tema de «pérdidas y daños».

Los países bajos habían presionado a las naciones ricas para que establecieran un fondo de «pérdidas y daños» para ayudarlos a evitar o minimizar el impacto del cambio climático, pero los países solo acordaron en la COP26 iniciar un diálogo sobre el tema.

El ex presidente de Kiribati, Anote Tong, dijo que el mundo no entiende que se necesita una acción urgente, ya que los países insulares del Pacífico eventualmente estarán bajo el agua, incluso si todos los países cumplen sus objetivos de reducción de emisiones. Durante su presidencia, Tong compró tierras en Fiji para que los ciudadanos de Kiribati se refugiaran de los posibles daños causados por el cambio climático.

«No creo que la comunidad global haya entendido nunca realmente qué es lo que enfrentamos con los impactos del cambio climático. Es una amenaza existencial», dijo Tong en la conferencia Reuters Next.