Las acciones suben tras repunte manufacturero y tecnológico

Por: Hideyuki Sano y Alwyn Scott

TOKIO / NUEVA YORK (Reuters) – Las acciones asiáticas subieron el miércoles luego de los optimistas indicadores manufactureros estadounidenses y un repunte de las acciones tecnológicas estadounidenses, y los inversores también esperan más apoyo político de Washington.

El índice más amplio de acciones de Asia-Pacífico de MSCI fuera de Japón ganó un 0,25%, mientras que el Nikkei de Japón avanzó un 0,35%.

Las acciones de China continental cayeron un poco, con el índice CSI300 de referencia cediendo un 0,3% por precaución de los inversores después de haber alcanzado un máximo de cinco años a principios de esta semana.

En Wall Street, tanto el S&P 500 como el Nasdaq presumieron de máximos históricos de cierre, con ganancias de 0,75% y 1,39% respectivamente, con el sector de tecnología a la cabeza.

Apple, la compañía más grande del mundo por capitalización de mercado, subió poco menos del 4% para llevar su valor a casi $ 2,3 billones después de un informe de medios de que la compañía había pedido a los proveedores que fabricaran al menos 75 millones de iPhones 5G para finales de este año.

Los indicadores de manufactura de EE. UU. Mostraron expansión, con la lectura del Institute for Supply Management alcanzando su nivel más alto en casi dos años.

La actividad manufacturera de la zona euro también creció el mes pasado para mantenerse en el camino hacia la recuperación, aunque los gerentes de fábrica se mantuvieron cautelosos sobre invertir y contratar más trabajadores.

“En este momento, el mercado está experimentando un gran impulso positivo”, dijo Greg Boutle, jefe de estrategia de acciones y derivados en EE. UU. De BNP Paribas en Nueva York. “Si obtiene datos de OK a buenos y cualquier cosa del panorama político que parezca que se está moviendo más hacia un compromiso que es constructivo para los mercados”.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo el martes que telefonearía a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sobre las estancadas negociaciones de ayuda por coronavirus más tarde ese día.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, dijo que es probable que los republicanos del Senado presenten un proyecto de ley de alivio del COVID-19 la próxima semana.

La Reserva Federal de Estados Unidos dio un toque en más apoyo a la economía ya que el gobernador Lael Brainard dijo que el banco central necesitaría proporcionar más estímulo para cumplir su promesa de un mayor crecimiento del empleo y una mayor inflación.

“Estamos entrando en la segunda etapa del estímulo gubernamental financiado por el banco central”, dijo Hiroshi Watanabe, economista senior de Sony Financial Holdings.

“Esto significa que las tasas de interés nominales de los bonos estadounidenses se mantendrán bajas y las tasas de interés reales bajarán. El dólar seguirá cayendo mientras impulsa varios precios de activos, desde el oro hasta las acciones “.

Los comentarios de Brainard ayudaron a reducir el rendimiento de los bonos del Tesoro de EE. UU. A 10 años a 0,680% desde más de 0,7%. La semana pasada subió hasta un 0,789%, el más alto en dos meses y medio.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de EE.UU. protegidos contra la inflación, o los rendimientos reales de EE.UU., se mantuvo deprimido en menos 1.092%, cerca de un mínimo histórico de menos 1.111% alcanzado el mes pasado.

En el mercado de divisas, los sólidos datos de fabricación ayudaron al dólar estadounidense a recuperar un poco las pérdidas después de tocar un mínimo de 28 meses frente a una cesta de divisas el martes.

El índice del dólar se situó en 92,386, frente al mínimo del martes de 91,737.

El euro cambió de manos a 1,1905 dólares, plano en el día después de tocar por encima de 1,20 dólares por primera vez desde 2018 durante la jornada del martes. El dólar se mantuvo firme frente al yen en 106,03 yenes.

El dólar australiano perdió un 0,5% a 0,7348 dólares, después de que los datos del PIB mostraran que la economía australiana sufrió una contracción del 7% más profunda de lo esperado en el último trimestre, su peor recesión económica registrada.

Los futuros del crudo Brent subieron un 0,8% a 45,95 dólares el barril. Los futuros de US West Texas Intermediate subieron un 0,8% a 43,10 dólares el barril