El plan de impulso a la ciencia y la innovación cuenta con un presupuesto de 1.056 millones

El Gobierno ha presentado el Plan de choque por la Ciencia y la Innovación, dotado de 1.056 millones de euros. Se trata de una estrategia que contribuye a impulsar la ciencia y la innovación para crear soluciones frente a los efectos del COVID-19 y a generar industrias y empresas competitivas.

El plan de impulso a la ciencia y la innovación cuenta con un presupuesto de 1.056 millones de euros
El Plan de choque por la Ciencia y la Innovación incluye 17 medidas estructuradas en tres ejes.

El Plan de choque por la Ciencia y la Innovación incluye 17 medidas en torno a tres ejes:  la investigación y la innovación en salud, la transformación del sistema de ciencia y la atracción de talento, y el impulso a la I+D+i empresarial y la industria de la ciencia. Contempla inversiones por valor de 1.056 millones de euros, de los que 396,1 millones se movilizan este año, y el resto, en 2021.

El presupuesto se canalizará mediante ayudas directas al sistema de ciencia e innovación, tanto a las instituciones científicas como a la I+D+i de sectores empresariales estratégicos. A esta inversión, hay que sumar 508 millones de euros en préstamos en condiciones ventajosas a compañías innovadoras, a partir de los nuevos instrumentos de promoción de la innovación privada.

Medidas a muy corto plazo

Esta estrategia se centra en aquellas medidas de impacto a muy corto plazo con capacidad tractora a fin de impulsar una rápida recuperación del sistema de ciencia e innovación. Así, se complementará con los programas a medio y largo plazo del Plan de Inversiones y Reformas para la recuperación de la Economía, que se enviará a la Unión Europea para financiación a través del Fondo de Recuperación ‘New Generation EU’.

Todas las medidas en este sentido se enmarcan en la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027, que se presentará en las próximas semanas.

Impulso a la innovación empresarial

El tercer eje del Plan de choque por la Ciencia y la Innovación responde a la necesidad de ofrecer soluciones a una de las carencias más acusadas en el sistema español de ciencia, tecnología e innovación: la inversión de empresas en actividades de I+D+i y la capacidad de colaboración entre distintos actores del sistema para facilitar el intercambio de conocimiento.

Para ello, se han diseñado cinco medidas que serán ejecutadas por el Centro de Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI), dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación. En primer lugar, se pone en marcha un plan a tres años para duplicar las ayudas a la I+D+i empresarial, a través del nuevo Plan Estratégico de la Agencia de Innovación CDTI, hasta los 2.156 millones de euros anuales. Mediante un crecimiento orgánico en tres vectores -I+D, innovación tecnológica y capital riesgo-, se pretende alcanzar un peso relativo del apoyo público a la innovación empresarial similar al de los principales países europeo.

El plan de impulso a la ciencia y la innovación cuenta con una línea de ayudas a pymes innovadoras
La Medida 16 del plan de choque por la Ciencia y la Innovación está dirigida a apoyar a pymes innovadoras.

Asimismo, se incluyen dos planes específicos de apoyo a la I+D+i empresarial en el sector de la automoción, con 25 millones de inversión directa en 2020, a través de la ampliación del programa Misiones Ciencia e Innovación del CDTI, más otros 100 millones de euros en créditos en 2021. El segundo plan de I+D+I, dirigido al sector aeronáutico, cuenta con 65 millones en ayudas directas destinadas a proyectos de aumento de la eficiencia de las futuras aeronaves y a la reducción de las emisiones contaminantes del transporte aéreo.

Este eje también incluye un programa de ayudas directas a pymes innovadoras para que puedan madurar su tecnología y modelo de negocio, así como afianzar su estructura para su posterior escalado. Comenzará con un piloto en 2020, con una asignación de diez millones de euros, y continuará en 2021 con 50 millones.

Además, con el objetivo de desarrollar la industria de la ciencia y reforzar la transferencia de tecnología, se añade otro programa de apoyo a pequeñas y medianas empresas innovadoras, que promoverá la compra de prototipos a entidades y centros de investigación y tecnología que quieran desarrollar start-ups que exploten su conocimiento novedoso o que planteen la colaboración con una empresa con capacidad tecnológica para industrializar y comercializar este conocimiento tecnológico. Se lanzará también con un piloto en 2020, con un presupuesto de dos millones de euros, y se desarrollará en 2021 con una inversión de 50 millones.

Artículo publicado en Esmarcity