El pacto por Barcelona nace con vigencia hasta el 2021

Los partidos políticos y el tejido económico y social se reunirán cada mes y la semana que viene se constituirán los grupos de trabajo

(La Vanguardia)

“Dar una respuesta amplia y consensuada ante una situación crítica excepcional provocada por la pandemia”. Ni más, ni menos. Este es el objetivo con el que nació ayer por la tarde, de manera telemática, el pacto por Barcelona. Ahora tomará la forma de una mesa que hasta diciembre del 2021 se convertirá en el punto de encuentro del gobierno municipal, pero también de todos los partidos políticos que tienen representación en el Ayuntamiento, con la patronal, sindicatos, universidades, escuelas de negocio, gremios, comerciantes, tercer sector, cuerpo consular, colegios profesionales, federaciones deportivas, editores… Medio centenar de entidades y organizaciones de la ciudad que junto al poder político pensarán cómo ha de ser la Barcelona post-Covid19, pero también aplicarán medidas concretas y las evaluarán. El nacimiento del pacto, de la mesa y su forma de funcionar pasarán hoy por pleno municipal.

“La máxima cooperación ha sido unánime, se ha puesto Barcelona por delante de cualquier interés particular”, resumió la alcaldesa Ada Colau al cierre de una reunión que duró cerca de tres horas y que no estuvo exenta de dificultades telemáticas. (“apaguen las cámaras, cierren micros”), pero que acabó con un calendario encima de la mesa y también con el compromiso de crear cuatro grupos de trabajo sectoriales menos concurridos y, por tanto, más ”operativos”, en palabras de la propia alcaldesa.

Los integrantes se dan hasta julio para acordar un decálogo con medidas “concretas y tangibles”

En este sentido, cada mes habrá una reunión ordinaria de los integrantes del pacto –los políticos y el medio centenar de representantes del tejido variado y diverso de la ciudad–, pero la semana que viene ya comenzarán su trabajo los cuatro grupos sectoriales que versarán sobre el ámbito económico, de modelo urbano, el social y el cultural-internacional-deportivo. “Ninguno trabajará de forma independiente del otro”, apuntó el primer teniente de alcalde, Jaume Collboni.

Desde estos grupos será desde donde se eleven propuestas a la mesa del pacto. Cada uno estará compuesto por actores y agentes relacionados con la materia concreta del grupo, con la participación también de la respectiva tenencia de alcaldía del Ayuntamiento. “Paralelamente, ya lo estamos haciendo desde esta semana, el gobierno y los grupos de la oposición trabajaremos en un nuevo escenario presupuestario y fiscal”, añadió Jaume Collboni.

Pero la reunión acabó con más deberes, con el compromiso de elaborar un manifiesto inicial sobre el pacto y, de manera más funcional, un decálogo que sintetice los grandes elementos de acuerdo estratégico con diversas medidas “concretas y tangibles” para el periodo 2020-2021. “Con líneas claras que permitan dar impulso a la recuperación de la ciudad, con grandes y nuevos acuerdos”, reza el documento fundacional interno.

La idea es que el manifiesto, pero también el decálogo pueda ser una realidad ya en el mes de julio, si bien ayer en el encuentro algunos de los convocados ya expusieron algunas propuestas concretas. Por ejemplo la necesidad de impulsar ampliaciones y reformas largamente esperadas de equipamientos sanitarios y de ciencia (lo defiende Barcelona Global, pero también hizo referencia a esta cuestión, y concretamente al Clínic, el Cercle d’Economia). Hubo referencias al desarrollo de inversiones previstas como la ampliación de la Fira, la urgencia de construir mejores viviendas para las personas mayores o la necesidad de una gran campaña de promoción internacional.

Repensar el turismo –lo dijo el propio Consorci de Turisme–, destinar viviendas turísticas a alquileres asequibles (Sindicat de Llogaters, entre otros), el refuerzo del transporte público o de la capitalidad tecnológica de Barcelona. Imperó la defensa de la colaboración pública-privada a la que se sumó otro sector: el cooperativo. También la demanda de planes de choque, la necesidad de trabajar en ganar confianza de cara al futuro o de dar mayor relevancia a las actividades de los cuidados. “Poner la vida en el centro”, resumió Colau. El pacto ya es una mesa. Ahora tendrá que demostrar de lo que es capaz.

Artículo publicado en La Vanguardia

1 pensamiento sobre “El pacto por Barcelona nace con vigencia hasta el 2021

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.