Diferencias en materia tributaria entre países nórdicos y España.

Por: Enrique Izquierdo Cervera

El pasado 28 de mayo, el vicepresidente segundo de asuntos sociales Pablo Iglesias explicaba en la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social del país tras la covid-19 que España recaudó en 2019 un 7,4% del PIB menos que la media de la zona euro y que era el momento de que España se acercase más a la media europea y a los países nórdicos en materia tributaria.

La solución del vicepresidente segundo para alcanzar dicho objetivo consiste en aumentar el impuesto sobre patrimonio, IRPF para las rentas más altas e impuesto de sociedades.

Pero, ¿realmente necesitamos aumentar los impuestos a empresas y rentas más altas para equipararnos en materia tributaria a los países nórdicos?

En primer lugar, cabe decir que no es cierto que España se sitúe 7,4 puntos por debajo de la media de los países de la zona euro. Como se aprecia en el gráfico, la presión fiscal en España es de un 35,4% del PIB, 4,9 puntos por debajo de la Unión Europea y 6,3 puntos menos que el promedio de la zona euro, según Eurostat.

Los países nórdicos (Dinamarca, Noruega, Suecia y Finlandia) son habitualmente utilizados por la izquierda para justificar subidas de impuestos, ya que están entre los países con mayor presión fiscal, en concreto, la presión fiscal de estos en 2018 fue de: Dinamarca (45,2%), Finlandia (42,3%), Noruega (40,2%) y Suecia (44,3%).

Los impuestos recaudados por un país pueden provenir de diversas figuras tributarias, por tanto, para realizar un análisis sobre los tipos impositivos y recaudación de España en comparación con los países nórdicos y comprobar si es necesario aumentar los impuestos a las rentas más altas y empresas vamos a analizar los impuestos sobre: rentas del trabajo, beneficios empresariales y consumo.

Rentas del trabajo

En España está muy extendida la idea de que las rentas más altas no pagan demasiados impuestos y que además no contribuyen demasiado a la recaudación, sobre todo si comparamos con los países nórdicos. En primer lugar, hay que aclarar que tanto en España como en Dinamarca, Suecia, Noruega y Finlandia los impuestos sobre las rentas del trabajo son progresivos, es decir, a mayores ingresos, mayor tributación.

El gráfico que se muestra más abajo ha sido extraído de un informe realizado por la OCDE en el año 2019 (enlace en bibliografía) sobre la recaudación de impuestos del trabajo y cotizaciones a la seguridad social a cargo del trabajador en relación a los ingresos de cada individuo. En dicho gráfico la OCDE clasifica las rentas más altas como aquellas que se encuentran por encima del 200% del salario mediano, en el caso de España vienen a ser unos 30.000€/año, las rentas medias las clasifica como aquellas que ingresan entre un 75%-200% del salario mediano de dicho país, en el caso de España son entre 11.000€- 30.000€ al año.

Como se muestra en el gráfico, del total de recaudación vía IRPF y cotizaciones sociales de la seguridad social a cargo del trabajador, España recauda en torno a un 41% del total de las rentas más altas y un 54% de las rentas medias, sin embargo, no sucede lo mismo en los países nórdicos, donde las rentas altas contribuyen mucho menos a la recaudación impositiva que las rentas medias, así por ejemplo, los 4 países nórdicos recaudan menos de un 25% de la recaudación total por rentas del trabajo de las rentas más altas, y más de un 60% de dicha recaudación proviene de las rentas medias.

Si por algo se caracterizan los países nórdicos en materia tributaria sobre la renta del trabajo, es porque su recaudación proviene principalmente de las rentas medias y no de las rentas más altas.

El hecho de que estos países recauden más vía rentas medias que rentas altas, se debe principalmente a que sus rentas medias son mucho más ricas que las rentas medias españolas.

Por tanto, aunque tuviésemos exactamente los mismos tipos impositivos que Dinamarca o Noruega, no podríamos alcanzar los mismos niveles de recaudación, ya que sus trabajadores al tener salarios más elevados, se sitúan en tramos más elevados de IRPF. Si Unidas podemos quiere equipararnos fiscalmente a los países nórdicos no deberían recaudar más por las rentas más altas sino por las rentas medias.

Beneficios empresariales

Otro argumento muy extendido en los medios de comunicación españoles, es que el impuesto de sociedades en España no es tan alto como en otros países de nuestro entorno, y que aun teniendo un impuesto de sociedades del 25%, las empresas realmente pagan cerca del 6% en IS.

Pues bien, si atendemos a los datos publicados por la OCDE (2017), España tiene el Impuesto de Sociedades más elevado en comparación con los países nórdicos.

Como se observa en la tabla, no solo tiene un mayor tipo impositivo sobre los beneficios empresariales, sino que en contra de lo que muchos podrían pensar, el tipo efectivo pagado por las empresas españolas también es mayor que en los países nórdicos, en 2017 las empresas españolas pagaron en IS un 24,8%, mientras que en los países nórdicos pagaron: Noruega (23,1%), Finlandia (19%), Suecia (19,8%) y Dinamarca (19,5%).

Por otro lado, si comparamos la recaudación del IS sobre PIB, observamos que España recauda en IS un 2,2% sobre PIB, igual que Finlandia. Sin embargo, Dinamarca y Suecia recaudan un 2,7% frente a Noruega que recauda en torno a un 4% sobre PIB.

Por tanto, la diferencia no se encuentra tanto en el tipo impositivo sino en disponer de un sector privado productivo y con elevados beneficios empresariales, ya que teniendo España un gravamen superior sobre los beneficios empresariales obtiene una menor recaudación.

La tabla muestra también que cuanto menor es el impuesto de sociedades, mayor es la recaudación, esto se puede deber al efecto que produce tener un IS menor que otros países, ya que de esta forma atraemos capital e inversiones, lo que se traduce en aumentos de la recaudación.

Cosumo

En cuanto al consumo, recordemos que en España hay 3 tipos de Impuesto sobre el valor añadido: superreducido (4%), reducido (10%) y general (21%).

Como se aprecia en el gráfico, el IVA en los países nórdicos es más elevado que en España, en concreto, en Finlandia es del 24%, Suecia 25%, Dinamarca 25% y Noruega 25%.

El Impuesto sobre el consumo (IVA) es uno de los principales motivos por los cuales estos países recaudan más sobre el PIB que el resto de países, ya que sus impuestos sobre el consumo son bastante elevados en comparación al resto de países.

Además, Unidas Podemos propone un impuesto a las grandes fortunas de entre un 2% y un 3,5%, pues bien, en ningún país de la Unión Europea existe dicha figura impositiva, únicamente en Suiza y Noruega (no pertenecen a la UE) encontramos un impuesto a la riqueza, en Noruega el impuesto sobre la riqueza es del 0,85% (tipo único) y en Suiza es inferior al 1%.

Si Unidas Podemos quiere equipararnos en materia fiscal a los países nórdicos, deberán recaudar más por las rentas medias y no por las rentas altas, aumentar el IVA al menos al 24%, eliminar el impuesto de patrimonio, reducir el impuesto de sociedades y eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones.

Libertad económica

Si algo tienen en común los países nórdicos, es que son países con una amplia libertad económica, de hecho, en el ranking de libertad económica elaborado por “the Heritage foundation” , los 4 países nórdicos se encuentran entre los 30 primeros (ranking elaborado sobre 180 países), en concreto, Dinamarca (puesto 8), Finlandia (puesto 20), Suecia (puesto 22) y Noruega (puesto 28). España se sitúa en el puesto 58, siendo los 3 últimos puestos para Cuba (178), Venezuela (179) y Corea del norte (180).

Este índice mide la libertad económica de los países estudiados en base a 4 criterios:

  1. Estado de derecho (derechos de propiedad, integridad gubernamental, efectividad judicial).
  2. Tamaño del gobierno (gasto público, carga fiscal, salud fiscal).
  3. Eficiencia reguladora (libertad comercial, libertad laboral, libertad monetaria).
  4. Mercados abiertos (libertad comercial, libertad de inversión, libertad financiera).

Por tanto, si quieren equipararnos a los países nórdicos en materia tributaria, empecemos por equipararnos en materia económica, flexibilizando el mercado laboral, facilitando la creación de empresas y no poniendo trabas al ahorro e inversión.

Eurostat newsrealise

UnderPressure: The Squeezed Middle Class

Taxtation Trends in the European Union

Compare your country by OECD

Artículo publicado en El Club de los Viernes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.