Un proyecto de fuentes renovables de energía (FRE) para 18 comunidades rurales se desarrolla en Cuba con la colaboración de la Unión Europea (UE) que aportará una financiación por un valor de 20 millones de dólares, informaron la pasada semana medios estatales de la isla.

El proyecto, que comenzará por la provincia central Sancti Spíritus, contará con 7 millones de dólares y la participación del Centro de Estudios de Energía y Procesos Industriales de la Universidad José Martí, propuesto por el ministerio de Energía y Minas como su ejecutor nacional.

Los trabajos iniciales están destinados a las localidades de Alazanes, Yaguá, Manacal de Línea, Cuatro Veredas y Fomento con el fin de que dispongan del servicio de electricidad las 24 horas del día, según dijo el subdirector del proyecto, Julio Pedraza, citado por la agencia estatal Prensa Latina.

El objetivo es llegar a las poblaciones que están fuera del sistema electroenergético nacional y actualmente reciben un servicio limitado a través de grupos electrógenos, explicó el directivo.

Además indicó que aún está en estudio el tipo de energías que se aplicará que, podrían ser “solar fotovoltaica, térmica, eólica o biogás”.

Cuba y la UE estrecharon su cooperación en materia de energías renovables en mayo pasado cuando la alta representante del bloque europeo, Federica Mogherini, y el canciller de la isla, Bruno Rodríguez, firmaron en Bruselas un programa para apoyar al país caribeño a alcanzar su meta de obtener el 24 % de su electricidad de fuentes de energía renovable.

Fuente: EFE