10,000 millones en 3 años para reactivar sector automoción

Reyes Maroto asigna 10.000 millones de los fondos europeos a la automoción. Escepticismo en el sector, que alerta sobre la subida del impuesto de matriculación

Por: DOLORS ÁLVAREZ, 

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, anunció ayer que el Gobierno destinará en tres años 10.000 millones de euros procedentes de los fondos europeos a reactivar el sector de la automoción. Esa cifra, según destacó el ministerio, supone un 14% del presupuesto del programa europeo Next Generation EU para el sector de la automoción, que tiene por objetivo potenciar la digitalización y la transición hacia las energías limpias.

“Nuestra prioridad es desarrollar un ecosistema de movilidad sostenible, inteligente, segura y conectada que refuerce la competitividad de la industria automovilística española”, dijo la ministra, que aportó algunas pinceladas respecto al destino del dinero. Así, unos 6.000 millones se invertirán en un “Plan de Choque de movilidad sostenible, segura y conectada”. Un plan que incluye el establecimiento de zonas de bajas emisiones; el despliegue masivo de infraestructura de recarga como clave para el impulso del vehículo eléctrico, con el efecto tractor que supone sobre la industria de los bienes de equipo; el desarrollo de nuevos modelos de negocio, y la modernización del parque público con vehículos limpios. Otra de las líneas de inversión apuntadas por la ministra es la llamada Ruta del Hidrógeno, con 1.500 millones de euros. Para el ministerio, el hidrógeno renovable será una de las palancas clave de reactivación económica ligadas a la transición energética.

En tercer lugar, se prevé una línea de apoyo a proyectos estratégicos para la transición industrial dotada con más de 1.200 millones de euros. Con ello, se pretende “impulsar la modernización del ecosistema nacional de la industria de automoción, mediante la digitalización, el impulso de la conectividad 5G y la mejora de la eficiencia energética de la cadena de valor”, precisó el ministerio.

PLAN DE CHOQUE

Unos 6.000 millones se invertirán en proyectos de movilidad sostenible

Maroto hizo este anuncio en Zaragoza, donde, acompañada del presidente autonómico, Javier Lambán, presidió una reunión telemática de la llamada mesa de la automoción, la primera desde que se constituyó este foro de trabajo el pasado mes de junio. En ella participan tanto las principales asociaciones del sector como los sindicatos. Tras el encuentro, Maroto afirmó que el Gobierno analiza medidas que permitan compensar el impacto en el impuesto de matriculación de la nueva normativa de emisiones de CO2, el conocido efecto WLTP por sus siglas en inglés, según informa Efe. A pocas semanas vista de que entre en vigor la nueva normativa, el próximo 1 de enero, es ahora el problema que más inquieta al sector porque implicará una subida del precio para la mayor parte de los coches, tras un año 2020 en el que las ventas sufrirán una caída de al menos un 35%, una de las mayores de Europa. En España, el impuesto de matriculación se calcula por tramos en función de las emisiones de CO2: 0% para los vehículos que emiten menos de 120 gr/km, 4,75% entre 120 y 160; 9,75 de 160 a 200, y 14,75% de 200 en adelante. Para dar margen a desarrollar una reforma global de la fiscalidad del automóvil, en el 2018 se estableció un elemento corrector, que ahora expira sin que la mencionada reforma se haya elaborado. Otros países, como Portugal o Francia, ya lo han corregido, mientras que en Alemania ni siquiera existe impuesto de matriculación.

“Celebramos que se otorgue un papel relevante al sector a la hora de distribuir los fondos europeos, pero eso se notará a medio plazo, y mientras siguen sin abordarse los problemas inmediatos más acuciantes”, destacaron fuentes del sector, que añadieron que lo más importante ahora es preservar las empresas, el empleo y el tamaño del mercado mientras se avanza hacia la descarbonización con los menores impactos negativos posibles.

La acogida oficial al anuncio de la ministra también fue muy fría. “El sector entiende que se encuentra en un punto de inflexión muy importante, porque la crisis provocada por la pandemia se va a prolongar previsiblemente en el 2021 sin que los apoyos al mercado y la industria estén asegurados después de diciembre del 2020”, señalaron en una nota conjunta Anfac (fabricantes), Sernauto (componentes), Faconauto (concesionarios) y Ganvam (vendedores). Respecto al impuesto de matriculación, abogan por “una reforma integral de la fiscalidad, que incluya criterios medioambientales, privilegie los vehículos electrificados, penalice el uso de vehículos más viejos y no dificulte la renovación del parque”. Además, piden que el impacto del WLTP “se neutralice ajustando la tarifa del impuesto mientras el sector se recupera de la crisis y se consensúa el nuevo paquete fiscal anunciado por el Gobierno en el Plan de Impulso (al sector)”. Las organizaciones del sector hicieron un llamamiento al presidente Pedro Sánchez para que arbitre “una solución rápida y alineada con el Plan de Impulso”.

ENERGÍA EN ALZA

El hidrógeno se considera clave y contará con 1.500 millones de euros

Otra de sus peticiones es “incrementar la deducción por innovación en procesos también para las empresas grandes, verdaderas tractoras de la innovación y creadoras de inversión y empleo, y para evitar que la innovación se haga por parte de países competidores de nuestro entorno”.

En Catalunya, la Conselleria de Empresa ha puesto en marcha un programa de 13 millones en subvenciones a empresas de la automoción. Se calcula que podrían beneficiarse 200 empresas

Fuente: La Vanguardia