¿Qué papel juega la biodiversidad en la salud pública?

¿Es importante la biodiversidad en relación a la salud humana? Esa es una de las preguntas que se vienen haciendo investigadores y académicos que abordan la temática de la sostenibilidad a partir de la relación entre biodiversidad y bienestar sanitario. En ese marco se indaga como una de las preguntas puntuales, si la restauración y protección de la naturaleza tiene una correlación directa con la salud humana.

Es por ello que el MITECO, a través de la Fundación Biodiversidad, viene desarrollando una serie de eventos denominados Biodirectos, donde investiga y propone sobre estos asuntos. Este ciclo de Biodirectos tienen como propósito sensibilizar sobre el importante papel que juega la biodiversidad en relación a la salud humana, así como tratar diversas temáticas vinculadas a las oportunidades que ofrece una reconstrucción verde tras la crisis global generada por el COVID-19. 

El secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), Hugo Morán, hace algunos días, en el marco de uno de estos eventos, durante su participación en la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, afirmó que “si el crecimiento económico no es sostenible, deja de ser desarrollo y se convierte en un riesgo”

Ello ocurrió durante un encuentro donde se ha abordado la importancia de contar con la naturaleza en la recuperación económica tras la crisis global generada por el COVID-19. Morán ha hablado de las principales líneas que marca el reciente Pacto Verde puesto en marcha por la Unión Europea y del papel que juega una transición ecológica y justa para avanzar hacia una economía sostenible y climáticamente neutra.

La biodiversidad, ha destacado Morán “juega también un papel fundamental en este contexto, pues las soluciones basadas en la naturaleza ofrecen la mejor manera de lograr el bienestar humano, abordar el cambio climático y proteger al planeta ante futuras pandemias”.

El secretario de Estado de Medio Ambiente ha señalado que con el Pacto Verde Europeo “se alcanza un proceso de convergencia de la ciencia con la ciudadanía, donde se constata que el deterioro de la salud ambiental se convierte en un deterioro de la salud pública, que en último término puede convertirse en la quiebra de la salud económica”.

Morán ha destacado que “necesitamos que vuelva a converger el concepto de crecimiento con el concepto de desarrollo, ya que si el crecimiento no es sostenible, deja de ser desarrollo y se convierte en un riesgo. En el momento en que seamos conscientes de que formamos parte de la naturaleza y de que no somos sus dueños, estaremos garantizando nuestra supervivencia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.