La restricciones a los plásticos es clave para la lucha contra el cambio climático, dice el jefe de medio ambiente de la UE

Traducción de artículo publicado en Reuters por Kate Abnett

BRUSELAS, 1 feb (Reuters) – La reducción progresiva de los plásticos a base de combustibles fósiles es crucial para abordar el cambio climático, dijo el principal funcionario ambiental de la UE, antes de una reunión de las Naciones Unidas para iniciar conversaciones sobre un primer tratado mundial para combatir la contaminación plástica.

La producción de plásticos se está convirtiendo en un área de crecimiento clave para la industria petrolera a medida que los países buscan alejarse de las fuentes de energía contaminantes, pero los desechos plásticos se acumulan en los océanos y las vías fluviales urbanas del mundo y asfixian a su vida silvestre.

El mes pasado, un estudio de núcleos de hielo reveló rastros de nanoplásticos en ambas regiones polares por primera vez.

«El tema más importante es, al final del día, el uso de petróleo para la producción de plástico», dijo el comisionado de Medio Ambiente de la UE, Virginijus Sinkevicius, en medio de los preparativos para la cumbre de la Asamblea de Medio Ambiente de la ONU que comenzará en Nairobi el 28 de febrero.

«Si queremos alcanzar nuestros objetivos de descarbonización para 2050, claramente tenemos que disminuir constantemente el uso de combustibles fósiles, y una de las áreas aquí también es la de los plásticos», dijo a Reuters en una entrevista.

Sinkevicius dijo que restringir la producción de plástico virgen era «inevitablemente una parte importante» de un tratado global, pero aún no estaba claro qué requisitos vinculantes o voluntarios se acordarían.

«Creo más en las medidas vinculantes, pero por supuesto tendremos que ver qué tienen que decir nuestros socios internacionales», dijo.

Se espera que los productos petroquímicos, los componentes básicos basados en combustibles fósiles para productos que incluyen plásticos y fertilizantes, representen más de un tercio del crecimiento de la demanda mundial de petróleo para 2030, según la Agencia Internacional de Energía.

Marcas de consumo como Coca Cola y PepsiCo han dicho que el pacto de la ONU debería incluir recortes en la producción de plástico, aunque eso podría enfrentar la resistencia de las empresas petroleras y químicas y de los principales países productores de plástico como Estados Unidos.

Otras opciones para el acuerdo de la ONU podrían incluir mejorar la recolección y el reciclaje de desechos, o desarrollar plásticos que sean más fáciles de reutilizar, aunque Sinkevicius dijo que el reciclaje por sí solo no podría frenar la crisis de contaminación plástica.

«No hay forma de que con este aumento de la acumulación de desechos, podamos reciclar para salir de esto», dijo.

La UE prohibió los artículos de plástico de un solo uso, como cubiertos y pajitas, en 2021. Francia fue más allá este año y prohibió los envases de plástico para casi todas las frutas y verduras.