España sube puestos en transición energética y Suecia mantiene el liderazgo

España se situó como el 17º país mejor posicionado en transición energética hacia las fuentes renovables, siete puestos por encima del pasado año, en el índice elaborado por el Foro Económico Mundial y la consultora Accenture, publicado hoy y en el que Suecia repite en la primera posición.

El índice, que cumple su décima edición y estudia 115 países, muestra que 92 de ellos han avanzado en su transición hacia las energías limpias en la última década, aunque sólo 13 de ellos han llevado a cabo una mejora “constante”, subraya el Foro Económico Mundial, organizador de los encuentros anuales de líderes en Davos.

Noruega (quinta el pasado año) ocupa el segundo lugar este año, y Dinamarca asciende un puesto para ser tercera, seguidas por Suiza, Austria y Finlandia.

Reino Unido y Francia, en los puestos 7º y 9º

Entre las principales economías mundiales, destaca el séptimo puesto del Reino Unido y el noveno de Francia, mientras que por detrás de España se sitúan Alemania (18ª posición), Estados Unidos (24ª) e Italia (27ª), y China sigue en la mitad baja de la tabla (68ª) pero sube diez puestos con respecto a 2020.

Otro gigante emergente, India (que junto a China consume un tercio de la energía global) cae este año 13 puestos para ocupar el 87, en una lista donde los cinco últimos clasificados son Venezuela, Líbano, Mongolia, Haití y Zimbabue.

De acuerdo con los autores del informe, la transición “requiere una completa transformación del sistema energético, económico y social global que debe empezar ahora, pues la próxima década es crucial para lograr los objetivos climáticos”.

Las 10 mayores economías fijan objetivos 0 emisiones

En este sentido, el informe recuerda que ocho de las 10 mayores economías mundiales se han fijado un objetivo de emisiones netas cero a mitad de siglo, y que el pasado año la inversión en transición energética superó a nivel mundial los 500.000 millones de dólares, pese a las dificultades planteadas por la pandemia.

En diez años se ha logrado reducir de 1.200 a 800 millones el número de personas en el planeta sin acceso a energía eléctrica, mientras que el desarrollo de las energías renovables ha permitido aumentar la sostenibilidad ambiental y la seguridad energética de los países importadores, subraya el estudio.

En lo negativo, el informe señala qutudio.e la intensidad de carbono (emisiones de gases de efecto invernadero por unidad de PIB) ha aumentado en países emergentes de Asia y el África Subsahariana durante la última década.

Por: EFEverde