El plástico de usar y tirar tiene los días contados

A partir del 2021 los productos de plástico de usar y tirar, que constituyen la mayor parte de la basura marina, estarán prohibidos en Europa

Por Genissa González  

Platos, vasos y cubiertos para fiestas infantiles, bastoncillos para los oídos, pajitas para beber o envases para la comida rápida. Estos artículos y muchos otros estarán prohibidos en Europa a partir del 2021 por su impacto negativo en el medioambiente.

Así lo decidió el Parlamento Europeo , que ha elaborado una normativa para eliminar del mercado los plásticos de un solo uso y también aquellos envases de poliestireno que no pueden reciclarse, como los utilizados para almacenar comida para llevar. La medida se aprobó en marzo de 2019 con el apoyo de la gran mayoría de parlamentarios. Se haría efectivo este 2021

El 80% de la basura que hay en el mar es plástico. Los técnicos de la Unión Europea (UE) calculan que los productos prohibidos con la nueva norma, junto con las redes de pesca abandonadas, suponen el 70% de los residuos marinos.

Ver imagen en Twitter

Más medidas para reducir la contaminación

Poco a poco se irán implementando otras medidas . Para el 2025, la UE quiere recoger los envases de forma selectiva para reciclar hasta el 90% de las botellas de plástico. Su objetivo es que en 2030, como mínimo un tercio de los materiales de las botellas de plástico puedan ser reciclados.

Las autoridades europeas reconocen que, para otros productos, de momento no hay alternativas viables. En este grupo se encuentran los aparejos de pesca, que no deberían ser arrojados en alta mar, sino devueltos a tierra para su reciclaje. En ese sentido, los fabricantes deberán pagar el coste de recuperar aquellos perdidos las aguas.

No solo Europa ha decidido poner fin a los plásticos de un solo uso. Quedaron prohibidos a partir del 1 de enero del 2020 en varios países del Caribe. Esta medida busca cuidar de sus playas, uno de sus grandes atractivos turísticos, y cuidar del ecosistema marino.

También China, uno de los países que más residuos de plástico arroja al mar, prohibirá las pajitas de plástico a finales del 2020 y las bolsas de un solo uso a partir del 2022. Pero hay muchos más estados que han decidido acabar con este foco de contaminación y, poco a poco, se irán sumando más.

Cambiar los hábitos para cuidar el planeta

Cada vez hay más conciencia ecológica, como demuestran las multitudinarias manifestaciones y acciones para mostrar el rechazo al cambio climático que se han llevado a cabo en los últimos meses. Para cuidar el planeta, es importante cambiar nuestros hábitos de consumo.

Hay muchas alternativas que nos permiten sustituir los plásticos de un solo uso por materiales más duraderos que podemos reutilizar. Por ejemplo, podemos utilizar botellas de metal o de cristal y rellenarlas con agua, en vez de comprar botellas.

Ver imagen en Twitter

También podemos evitar los envoltorios de plástico y reducir el consumo de envases de espuma de poliestireno, el material de las bandejas de comida usadas en muchas tiendas y supermercados. Otra opción es adquirir alimentos frescos que no estén envueltos en plásticos y llevar nuestros recipientes para guardarlos cuando compremos en tiendas de proximidad.

Artículo publicado en La Vanguardia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.