El mundo podría experimentar un calentamiento de 1,5 °C en los próximos cinco años, informa la OMM

Traducción de artículo publicado en Reuters por Gloria Dickie

LONDRES – El mundo enfrenta un 50 por ciento de posibilidades de calentamiento de 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, aunque sea brevemente, para 2026, dijo el lunes la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

Eso no significa que el mundo estaría cruzando el umbral de calentamiento a largo plazo de 1,5 °C (2,7 grados Fahrenheit), que los científicos han fijado como techo para evitar un cambio climático catastrófico.

Pero un año de calentamiento a 1,5 °C podría ofrecer una muestra de cómo sería cruzar ese umbral a largo plazo.

«Nos estamos acercando considerablemente a alcanzar temporalmente el objetivo más bajo del Acuerdo de París», dijo el Secretario General de la OMM, Petteri Taalas, refiriéndose a los acuerdos climáticos adoptados en 2015.

La probabilidad de superar los 1,5 °C durante un período corto ha aumentado desde 2015, y los científicos en 2020 estimaron una probabilidad del 20 por ciento y revisaron el año pasado hasta el 40 por ciento. Incluso un año con un calentamiento de 1,5 °C puede tener efectos nefastos, como la muerte de muchos de los arrecifes de coral del mundo y la reducción de la capa de hielo marino del Ártico.

En términos del promedio a largo plazo, la temperatura global promedio ahora es aproximadamente 1,1 °C más cálida que el promedio preindustrial.

«Ya se están produciendo pérdidas y daños asociados o exacerbados por el cambio climático, algunos de ellos probablemente irreversibles en el futuro previsible», dijo Maxx Dilley, subdirector de clima de la OMM.

Los líderes mundiales se comprometieron en virtud del Acuerdo de París de 2015 a evitar cruzar el umbral de 1,5 °C a largo plazo, medido como un promedio de varias décadas, pero hasta ahora no han logrado reducir las emisiones que contribuyen al calentamiento climático. Las actividades de hoy y las políticas actuales tienen al mundo en camino de calentarse alrededor de 3,2 °C para fines de siglo.

«Es importante recordar que una vez que alcancemos los 1,5 °C, la falta de políticas de emisiones basadas en la ciencia significa que sufriremos un empeoramiento de los impactos a medida que nos acerquemos a los 1,6 °C, 1,7 °C y cada incremento de calentamiento posterior», dijo Kim Cobb, climatóloga científico del Instituto de Tecnología de Georgia.