EE. UU. debe hacer recortes de emisiones mucho más profundos para cumplir con los objetivos climáticos

Traducción de artículo publicado en Reuters

Estados Unidos necesita hacer recortes mucho más rápidos y profundos en las emisiones de gases de efecto invernadero durante las próximas tres décadas para cumplir con los objetivos internacionales de frenar los peores efectos del cambio climático, según un informe del gobierno emitido el lunes.

El borrador de la Quinta Evaluación Nacional del Clima, que el Congreso requiere que se publique cada cuatro años, se publicó cuando los líderes mundiales y diplomáticos dieron inicio a una cumbre climática de dos semanas en Egipto. Estados Unidos es el segundo mayor emisor del mundo después de China.

Estados Unidos redujo las emisiones en un 12% entre 2007 y 2019, según el informe, gracias a la adopción de fuentes de energía renovables como la eólica y la solar y una mayor eficiencia. Pero deben caer más de un 6 % anual para cumplir el objetivo del presidente Joe Biden de descarbonizar la economía para 2050.

El informe expuso los daños que el cambio climático ya está causando en cada parte del país en forma de sequía, incendios forestales, olas de calor y otros eventos extremos.

También presentó el cambio climático como un riesgo para «las cosas que más valoran los estadounidenses», como hogares seguros, familias saludables, servicios públicos confiables y una economía sostenible.

Estos efectos los experimentan con mayor fuerza las comunidades de bajos ingresos y, a menudo, racializadas que históricamente se han visto obligadas a vivir en áreas vulnerables a las inundaciones, el calor extremo y la contaminación del aire, según el informe.

El cambio climático está dañando las economías regionales al reducir los rendimientos de maíz en el Medio Oeste, aumentar los riesgos para la salud relacionados con el calor para los trabajadores al aire libre en el sureste y disminuir las capturas de peces en Alaska, entre otros impactos.

El informe dijo que las acciones inmediatas, como incentivar la adopción de vehículos eléctricos y el desarrollo de energías renovables, reducir las emisiones del poderoso gas de efecto invernadero metano y mejorar la gestión de las tierras de cultivo pueden ser rentables y tener un gran impacto en la reducción de las emisiones de carbono.

El borrador está abierto para comentarios públicos hasta el 27 de enero. Se espera un informe final en 2023.

Facebook
LinkedIn