Cumbre ‘One Planet’: nuevas promesas para resolver fracasos históricos

La reunión auspiciada por Francia, la ONU y el Banco Mundial concluye con un compromiso sobre el papel para mejorar la protección del medio ambiente

Cumbre 'One Planet': nuevas promesas para resolver fracasos históricos

La cuarta edición de la cumbre Un Planeta (One Planet Summit) sobre protección de la biodiversidad, el clima y el medio ambiente en su conjunto, celebrada en París (Francia) el lunes 11 de enero, pasa a la historia sin pena ni gloria.

El encuentro internacional organizado por el gobierno francés, la ONU y el Banco Mundial ha concluido con una declaración de buenas intenciones pero sin repercusiones concretas substanciales. 

De hecho, el aspecto más destacado de esta reunión -seguida en buena parte de forma telemática por el medio centenar de representantes gubernamentales- fue la intervención del presidente francés Emmanuel Macron recordando a la comunidad internacional el fracaso en el cumplimiento de los objetivos de protección de la biodiversidad.

«Sabemos aún más claramente en medio de la crisis que atravesamos que todas nuestras vulnerabilidades están interrelacionadas. La presión sobre la naturaleza ejercida por las actividades humanas está aumentando las desigualdades y amenazando nuestra salud y nuestra seguridad (…) Podemos cambiar la historia si decidimos hacerlo», aseguró el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anfitrión del encuentro.

Sobre el papel, el compromiso adoptado por el medio centenar de países representados en la reunión es de reafirmar el objetivo de «proteger el 30% del planeta, incluida la tierra y los océanos, durante la próxima década para detener la extinción de especies y abordar los problemas del cambio climático», según destaca Yurany Arciniegas en una crónica publicada en France 24.

Grandes ausencias

En la parte más negativa de la reunión se encuentra la ausencia de representantes de Brasil, Rusia, India y Estados Unidos.

En la parte positiva, el anuncio de Reino Unido de invertir un equivalente a 4.040 millones de dólares para cumplir con el objetivo de protección de la biodiversidad y el clima.

En realidad, no obstante, esta cantidad procede del fondo de 15.633 millones de dólares que este país ya tenía aprobado para afrontar la crisis climática.

“Proteger el 30% del planeta sin duda mejorará la calidad de vida de nuestros ciudadanos y nos ayudará a lograr una sociedad justa, descarbonizada y resiliente”, dijo Andrea Meza, ministra de Medio Ambiente y Energía de Costa Rica, que copreside la Coalición de Alta Ambición por la Naturaleza y los Pueblos junto con Francia y Reino Unido.

Viendo el cielo del planeta

La cumbre de un día se centró en cuatro temas principales: protección de los ecosistemas terrestres y marinos; promover la agroecología, una forma más sostenible de cultivar alimentos; aumentar la financiación para proteger la biodiversidad; e identificar los vínculos entre la deforestación y la salud de los seres humanos y los animales.

‘La recuperación pandémica es nuestra oportunidad de cambiar de rumbo’

La cumbre también lanzó un programa llamado Prezode, que según anunció el presidente francés Emmanuel Macron, es una iniciativa internacional sin precedentes para prevenir la aparición de enfermedades zoonóticas y pandemias, que ya está movilizando a más de 400 investigadores y expertos en todo el mundo.

«La recuperación pandémica es nuestra oportunidad de cambiar de rumbo (…) Con políticas inteligentes y las inversiones adecuadas, podemos trazar un camino que brinde salud a todos, revitalice las economías, genere resiliencia y rescate la biodiversidad”, señaló el secretario general de la ONU, António Guterres.

La coalición resaltó que cuidar los bosques, océanos y otros ecosistemas que son hábitats vitales para plantas y animales amenazados también podría ayudar a impulsar la recuperación económica pos-pandemia. Guterres indicó que, según el Foro Económico Mundial, las oportunidades comerciales emergentes en la naturaleza podrían crear 191 millones de puestos de trabajo para 2030.

Compromiso de las empresas

Además, durante el encuentro, desde el Reino Unido el príncipe Carlos instó al sector privado a invertir 10.000 millones de dólares en recursos sostenibles antes de 2022 para respaldar un nuevo proyecto medioambiental que ha bautizado como Estatuto de la Tierra. La propuesta tiene diez áreas de acción, entre ellas la restauración petrolífera, forestal y agrícola, reducir emisiones y conseguir una huella de carbono cero.

La cumbre One Planet ha sirvido por otra parte como antesala de las negociaciones y objetivos de biodiversidad que se discutirán en una conferencia de la ONU, en Kumming (China), aplazada desde el año pasado por la crisis sanitaria y prevista para el próximo mayo (Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica UN Biodiversity Conference).

Fuente: La Vanguardia