Bruselas reparte 360 millones para acción climática en 100 urbes, 7 españolas

Artículo publicado en EFEVerde

La Comisión Europea presentó este jueves una iniciativa para impulsar que 100 ciudades -en las que vive el 12 % de la población de la UE- alcancen la neutralidad climática en 2030, un proyecto dotado con 360 millones de euros en el que participan Barcelona, Madrid, Valencia, Valladolid, Vitoria, Sevilla y Zaragoza.

Transición ecológica en las ciudades

Las urbes recibirán financiación comunitaria en 2022 y 2023 para buscar caminos innovadores en áreas como la movilidad limpia, la eficiencia energética y la planificación urbana sostenible, informó la Comisión Europea.

El interés de Bruselas en acelerar la transición ecológica en las ciudades responde a que estas son responsables del 65 % del consumo energético, liberan el 70 % del dióxido de carbono y hospedan al 75 % de los europeos, proporción que se estima rondará el 85 % en 2050.

El objetivo es que esas aglomeraciones urbanas alcancen a final de la década la neutralidad climática, es decir, emitir sólo el CO2 que el territorio del municipio pueda reabsorber, pero priorizando la reducción de emisiones y con un máximo de un 20 % de gases capturados, indicaron fuentes europeas.

La selección incluye a casi todas las capitales de los países de la UE además de localidades como Oporto, Amberes, Cork, La Haya, Malmo, Burdeos, Múnich, Kranj, Pécs, Liberec, Aarhus, Tesalónica, Florencia o Parma, a las que se suman 13 municipios de países asociados como de Albania, Israel, Reino Unido, Turquía, Bosnia y Herzegóvina, Islandia, Noruega y Montenegro.

«Las ciudades son a menudo el centro de los cambios que Europa necesita para tener éxito en nuestra transición hacia la neutralidad climática. Mi felicitaciones a las ciudades seleccionadas hoy, espero las soluciones que desarrollarán para guiar sus habitantes y empresas hacia un futuro más verde», declaró en un comunicado el vicepresidente de la Comisión para el Pacto Verde, Frans Timmermans.

Misión ciudades

Las urbes de la denominada «Misión Ciudades», elegidas por expertos independientes entre 386 candidatas, recibirán también asesoramiento personalizado y podrán organizar proyectos piloto conjuntamente, con el propósito de conseguir «objetivos tangibles» en 2030.

Para ello, tendrán que presentar un plan climático con inversiones que se considerará un «contrato inteligente», que la Comisión explica que no será legalmente vinculante pero que otorgará a quienes cumplan sus promesas un «certificado» que servirá para desbloquear futuras partidas de financiación.

Fuentes comunitarias indicaron que no se han elegido las «mejores ciudades o las ciudades con más posibilidades» de alcanzar las neutralidad climática en 2030, sino que se han combinado municipios de vanguardia con «ciudades menos preparadas», del mismo modo que se han incluido municipios grandes, medianos y pequeños.

«Las ciudades tienen las herramientas para hacer la movilidad urbana e interurbana sana y sostenible, por ejemplo duplicando el tráfico ferroviario de alta velocidad y desarrollando infraestructura ciclista adicional en los próximos 10 años», apuntó la comisaria europea de Transporte, Adina Vaelan.

Bruselas espera que las soluciones que genere el experimento se puedan exportar para que el resto de ciudades de la UE también sean climáticamente neutras a mitad de siglo, respetando así la obligación adquirida por el bloque comunitario.

«La transición verde se está abriendo camino en toda Europa ahora mismo. Pero siempre existe la necesidad de pioneros, que se fijen a sí mismos metas más altas. Estas ciudades nos están mostrando el camino hacia un futuro más saludable», declaró la presidenta de la Comisión Europea, Urusula von der Leyen.