“Al carbono se le debe dar un precio”

Press Conference by the Secretary-General on the occasion of the Seventy-second Session of the General Assembly

“Se acabó la época de los subsidios a los combustibles fósiles. El carbón debe eliminarse gradualmente. Al carbono se le debe dar un precio. 2021 debe ser el año de un gran salto hacia la neutralidad en carbono”, escribió en su último tweet, Antonio Guterres, Secretario General de la Organización de Naciones Unidas.

El desafío para esta aceleración y cambio de modelo energético pasa porque el sector corporativo productor de gas, carbón y petróleo acelere su propia transformación. Un importante número de empresas ya lo viene haciendo, pero podría hacerse mucho más rápido.

Por otro lado, un importante “jugador corporativo” lo constituye los grandes fondos de inversión y administradoras de activos como BlackRock, por ejemplo. El gran sector financiero debe también ir en serio con la promoción hacia las energías renovables . Tanto las fotovoltaicas, como las eólicas o el hidrógeno verde han demostrado su eficacia y productividad. Hoy son más rentables que los combustibles fósiles.

La lentitud de esta transformación se da, fundamentalmente, por la cantidad de miles de millones de euros que existe en los activos de la minería de carbón y los pozos de gas y petróleo. Su infraestructura instalada tiene aun mucho por producir. Mientras haya beneficios y utilidades que levantar, la transformación seguirá siendo lenta. Nuestros reguladores debería poner mayor presión.