Los tailandeses hacen amuletos con desechos plásticos para inspirar más reciclaje

Traducción de artículo publicado en Reuters por Jiraporn Kurahakan

BANGKOK, 14 feb (Reuters) – Con la esperanza de inspirar a más tailandeses a reciclar los desechos plásticos, dos compañías locales se unieron para fabricar amuletos budistas utilizando nueve tipos de materiales reciclables, desde botellas de plástico hasta redes de pesca de nailon.

Se estima que Tailandia, predominantemente budista, es el quinto mayor contribuyente de plástico a los océanos del mundo, según un informe del grupo estadounidense Ocean Conservancy.

«La idea del amuleto de plástico es el resultado de encontrar una conexión entre el medio ambiente y la cultura tailandesa», dijo Krit Phutpim, director de Dots Design Studio, una de las empresas detrás del proyecto lanzado en la exposición de la semana del diseño de Bangkok.

Los amuletos tailandeses con imágenes budistas son extremadamente populares en el país del sudeste asiático y muchos esperan que mejoren su espiritualidad y les traigan buena fortuna.

El amuleto de Buda lanzado esta semana tiene la palabra tailandesa para «conciencia» en la parte posterior para recordar a las personas que sean conscientes de que su consumo diario no debe dañar el medio ambiente, dijo Teerachai Suppameteekulwat, el fundador de la otra compañía detrás del proyecto Qualy Design.

Los amuletos, que han sido bendecidos por monjes, se distribuyen a cambio de al menos 1 kg (2,2 libras) de plástico o un mínimo de 100 baht (3,07 dólares) por cada amuleto y el dinero se destina a varias organizaciones benéficas.

El proyecto ha generado cierta polémica en las redes sociales, con dudas sobre si un amuleto debería estar hecho con materiales reciclados.

Por lo general, los amuletos están hechos de materiales como hueso, madera o metal. Pueden contener, por ejemplo, la ceniza del incienso quemado en un templo o el cabello de un monje que se cree que aumentan aún más los poderes del usuario.

Para una asistente a la exposición, la idea de darle un nuevo uso al material reciclado la atrajo hacia el amuleto.

«Traje 1,8 kilogramos de botellas de plástico. Quiero darles una nueva vida», dijo Paramapon Suthichavengkul, un asistente a la exhibición de 33 años.

Facebook
LinkedIn

Te has suscrito correctamente al boletín

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.