Kokono, una solución digital para minimizar el impacto medioambiental del sector inmobiliario

La lucha por frenar el cambio climático es una prioridad para el sector inmobiliario. En este sentido, la industria pone el foco en cumplir con los criterios ESG establecidos en el Acuerdo de París. Este tratado internacional señala la importancia de reducir las emisiones emitidas por la Unión Europea en un 55% de cara al 2030 y conseguir la neutralidad climática para el año 2050. Para lograr este propósito, en los últimos años, ha tomado gran relevancia la transformación digital del sector Real Estate, una evolución que presta especial importancia a la idea de aplicar los beneficios de la tecnología para minimizar el impacto medioambiental. En este contexto nace Kokono, una solución digital que pone el foco en reducir las emisiones de CO2 y en minimizar el consumo energético del parque inmobiliario.

Actualmente, se estima que en España solamente el 20% de los edificios cuentan con una certificación energética entre la A y la D, lo que supone que el80% de los inmuebles son ineficientes energéticamente (etiquetas E, F y G). Este dato, teniendo en cuenta las recomendaciones europeas, supone que en torno a 7 millones de viviendas deben ser rehabilitadas energéticamente antes de 2050. En la misma línea, en Europa, el parque inmobiliario es responsable del 36% de las emisiones de CO2 y del 40% del consumo energético. Estas cifras ponen de manifiesto la necesidad de acelerar la transición energética hacia un modelo más sostenible y respetuoso con el planeta.

Para revertir esta situación, una de las opciones más viables es la apuesta por la rehabilitación energética de los activos residenciales. Bajo este pretexto, Kokono ha desarrollado un software que, con pocos datos y a gran escala, analiza el estado energético de un inmueble o de un portfolio de inmuebles y determina cuáles son las actuaciones óptimas para su rehabilitación. Este proceso se logra a través de un algoritmo que tiene en cuenta factores como el impacto sobre emisiones, el consumo de energía, los costes de rehabilitación, las subvenciones a las cuales puede acceder el propietario y la revalorización económica que obtiene el activo o la cartera de activos una vez rehabilitados.

Además, Kokono siempre busca ofrecer los mejores resultados con el menor coste posible. Así pues, para contribuir a la resolución urgente del impacto medioambiental generado por la industria y los bienes inmobiliarios la compañía ha impulsado la primera plataforma de gestión end-to-end para la rehabilitación verde de activos residenciales. Gracias a su software, Kokono ofrece un servicio de asesoramiento que facilita la toma de decisiones a los grandes tenedores identificando cuál es la mejor opción para la rehabilitación de sus inmuebles. 

A día de hoy, la startup Kokono ha diagnosticado 256 inmuebles y ha apoyado rehabilitaciones por valor de 500 toneladas de CO2. Bajo el lema ‘Sin planeta no hay hogar’ la compañía ofrece un servicio pionero que nace desde la preocupación y la predisposición de sus fundadores por conseguir una sostenibilidad duradera dentro de la industria Real Estate que repercuta de forma positiva en las generaciones futuras.

Pelayo Muñoz, cofundador de Kokono, afirma que “Kokono es una solución innovadora que repercute positivamente en la sociedad”. “A través de nuestra plataforma, además de mejorar el confort y la sostenibilidad de los inmuebles, también damos a conocer a los propietarios cuál es la revalorización de su activo y los ahorros económicos del consumo energético” añade Muñoz. 

Por su parte, Benjamín Mauret, cofundador y CEO de Kokono, asegura que “gracias a la rehabilitación de edificios contribuimos a la rehabilitación del parque inmobiliario y damos la oportunidad a la industria de formar parte de la solución y no del problema”. Además, añade que “para llevar a cabo un proyecto de rehabilitación tenemos en cuenta las características del activo, realizamos un análisis del mercado y valoramos las métricas financieras del inmueble en cuestión”. “Trabajamos bajo la premisa ‘best value for money’, identificamos la inversión que garantiza un mayor impacto al menor coste posible” añade Mauret.

Facebook
LinkedIn