6 Claves para teletrabajar

Preparados para teletrabajar… ¿en serio? Aquí te presentamos 6 claves

Por: Pedro Biurrum

Un informe dado a conocer por el Banco de España dice que el 30% de los ocupados en España podría teletrabajar y eleva esa cifra hasta el 60% de los puestos más cualificados.

La cuarentena forzada por el coronavirus ha obrado el milagro de que un país en el que hasta hace nada solo teletrabajaba el 7,5%, frente a tasas del 20,8% en Francia, el 11,6% en Alemania o el 30% en Suecia, se haya disparado exponencialmente esta práctica, aunque sea de forma ¿temporal?

Eso dependerá de que este gran simulacro en que ha consistido la cuarentena se consolide con buenas prácticas de teletrabajo. Algunas empresas, sobre todo las más tecnológicas ya se están planteando que el teletrabajo ha venido para quedarse. Facebook quiere que la mitad de sus más de 45.000 empleados teletrabaje en los próximos cinco o diez años.

Eso sí, que el teletrabajo se haya extendido con el coronavirus no significa que esté todo hecho. «Si alguien quiere tener una teleconferencia conmigo, fenomenal, pero si no tiene en cuenta ciertos horarios, probablemente oirá o verá niños de fondo. No cuento con cuidadora en estos momentos». Lo relata Bradley Rice, socio senior en Ashurst, uno de los muchos profesionales a los que ha preguntado por sus experiencias de teletrabajo durante la pandemia International Financial Law Review.

Porque una cosa es pasar en masa al teletrabajo de golpe por unas necesidad extrema y otra bien diferente teletrabajar correctamente y con continuidad.

Las claves:

-Contar con las herramientas adecuadas. Es necesario tener no solo los equipos informáticos adecuados, sino un buen proveedor de internet y ancho de banda, los programas necesarios para las tareas que se van a desempeñar, conexión segura con la empresa o sistemas remotos de asistencia y mantenimiento, que no siempre son suficientes. Ha habido quien ha perdido la conexión en mitad de una reunión y después de mucho tratar de recuperarla ha descubierto que no era cuestión de WiFi ni de software. Simplemente, el hámster de su hijo había roído el cable. Según una reciente encuesta de Citrix a mil personas en la pandemia, la mitad de los encuestados tienen la sensación de no ser tan productivos al no contar con las mismas herramientas.

-Establecer Horarios y organizarse. Lo de poder conectarse en pijama o hacer recesos para resolver asuntos privados puede funcionar en un corto período de tiempo. Para ser productivo en el trabajo es necesario actuar como si se fuera a la empresa. El 34% de los encuestados por Citrix dice que teletrabajar le hace más productivo, un 32% opina que rinde menos y un 35%, cree que lo mismo en casa que en el trabajo. Un 50% de los encuestados dice que las distracciones en el hogar son la mayor dificultad. Muchos recordarán el famoso vídeo del corresponsal de la BBC al que (como le ocurría a Bradley Rice al principio de este post) en plena conexión internacional le aparecieron los niños por detrás (durante esta pandemia ha habido algún sonado ejemplo menos infantil).

Y lo mismo que uno debe ser serio con los horarios ocurre en el otro sentido. Según un análisis de NordVPN, con el teletrabajo trabajamos al menos dos horas más que cuando íbamos a la oficina, algo que muchos han podido comprobar durante esta pandemia.

Según Acierto.com, trabajar desde casa ha hecho que la jornada de ocho horas se alargue hasta las diez. «Trasladar el trabajo a nuestro domicilio no debe significar estar disponibles todo el tiempo. Esto podría repercutir gravemente sobre nuestra salud en forma de estrés, ansiedad, problemas digestivos o trastornos del sueño», aseguran.

 -Un adecuado espacio físico. No se trata solo de un recinto que permita aislarse de distracciones. Además, hace falta contar con la ergonomía adecuada. Cuánta gente está padeciendo dolores de cuello, hombros y espalda durante esta pandemia y echando de menos la silla de su oficina o una iluminación adecuada.

-Disposición mental. No todo el mundo está igual de preparado para teletrabajar, pero hay consejos que pueden ayudar, como el de concentrarse profundamente en el trabajo durante períodos de media hora y tener descansos de cinco minutos fuera de la pantalla y relajar vista, músculos y mente. Aun así, hay mucha gente que prefiere socializar.

-La seguridad. Un reciente reportaje de Financial Times decía que el nuevo ciberriesgo para las empresas, más allá de los hacker o los ciberdelincuentes son sus propios empleados. «Las empresas recurren cada vez más a herramientas de vigilancia para evitar que los trabajadores filtren o roben datos sensibles, ahora que millones de ellos trabajan lejos del control de sus superiores», se decía en el mismo. Pero no se trata solo de ese riesgo; en la oficina hay muchos mecanismos de seguridad que a veces no están presentes en los hogares. Desde algo tan sencillo como tener al día los antivirus hasta proteger el router con una contraseña.

-Mantener el contacto. Por mucho que se imponga el teletrabajo, en un mundo cada vez más creativo y de compartir y hacer equipo siempre será necesario compatibilizar el teletrabajo con el trabajo presencial.

Tras esta pandemia, probablemente el teletrabajo experimentará un auge que no hubiera tenido sin la necesidad y eso es algo positivo. Pero ni es para todo el mundo ni para todas las situaciones, y habrá que asegurarse de hacerlo en condiciones.

Según Acierto.com, a más del 90% de los trabajadores les gustaría seguir trabajando a distancia cuando recuperemos la normalidad. Las principales razones son la ausencia de desplazamientos, la reducción de los madrugones y la mejora de la conciliación familiar. Pero también dice que dos de cada cinco pymes no pueden gestionar sus negocios con la modalidad del teletrabajo.

El Gobierno acaba de anunciar que ultima una norma para regular y fomentar el teletrabajo más allá del Covid-19. Pero no es lo mismo regular para una gran empresa que para una pyme, para un sector como los seguros que para la automoción. Veremos qué sale de todo esto.

Artículo publicado en Expansión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.