Etiopía enciende las turbinas de la gigantesca central hidroeléctrica del Nilo

Traducción de artículo publicado en Reuters por Dawit Endeshaw

ADDIS ABEBA, 20 feb (Reuters) – Etiopía comenzó a producir electricidad el domingo a partir de su Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD, por sus siglas en inglés), una planta hidroeléctrica multimillonaria en el río Nilo que los vecinos Sudán y Egipto temen que cause escasez de agua río abajo.

Después de accionar un interruptor digital para encender las turbinas en la primera fase del proyecto, el primer ministro Abiy Ahmed trató de asegurarles a esas naciones que su país no deseaba dañar sus intereses.

«El principal interés de Etiopía es llevar la luz al 60% de la población que sufre en la oscuridad, para salvar el trabajo de nuestras madres que cargan leña a la espalda para obtener energía», dijo Abiy.

El gobierno de Abiy dice que el proyecto es clave para su desarrollo económico, pero Egipto y Sudán dependen de las aguas del Nilo y temen que los afecte.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto acusó a Etiopía de violar aún más un acuerdo preliminar firmado entre las tres naciones en 2015, que prohibía a cualquiera de las partes tomar medidas unilaterales en el uso del agua del río.

Las primeras violaciones del acuerdo inicial se relacionaron con el llenado de la presa, dijo el ministerio en un comunicado el domingo.

No hubo comentarios inmediatos de Sudán.

Etiopía, el segundo país más poblado del continente, tiene el segundo mayor déficit de electricidad en África según el Banco Mundial, con aproximadamente dos tercios de la población de alrededor de 110 millones sin conexión a la red.

El proyecto finalmente costará $ 5 mil millones cuando se complete y se convertirá en la planta hidroeléctrica más grande de África al generar 5,150 MW de electricidad, parte de la cual se exportará a las naciones vecinas, dice el gobierno.

Hasta el momento, el gobierno ha invertido más de 100.000 millones de birr etíopes (1.980 millones de dólares) en el proyecto, informó la emisora estatal FANA. Está ubicado en un lugar llamado Guba en la región occidental de Benishangul-Gumuz.