Zalando se inicia en ropa de segunda mano

Por: Víctor M. Osorio.

No se trata de la primera empresa que da el paso, aunque hasta ahora lo habían hecho muy pocas con una potencia de fuego comparable. Zalando, el mayor vendedor online de ropa de Europa, con 34 millones de clientes y unas ventas de 8.200 millones de euros en 2019, lanza su negocio de venta de ropa de segunda mano. Y elige España y Alemania, su país de origen, para poner en marcha el servicio, operativo a partir de hoy.

«Hemos visto que cada vez hay un mayor interés entre nuestros consumidores, especialmente los Millennials, por el mercado de segunda mano. Nuestro servicio permitirá a los clientes tanto vaciar su armario, recibiendo una compensación a cambio, como encontrar ropa de calidad a precios atractivos con las mismas condiciones que tiene cualquier compra en Zalando», explica Torben Hansen, vicepresidente de Recommerce, de la firma.

La compañía asegura que lanza el servicio para mejorar la experiencia de compra de sus consumidores y avanzar en sus compromisos de sostenibilidad, que pasan por ampliar la vida de 50 millones de prendas hasta 2023. Además, este nuevo negocio le permitirá fidelizar y ganar nuevos clientes. Según el portal especializado ThredUp, el mercado global de moda de segunda mano crecerá una media del 39% de aquí a 2024, hasta alcanzar un valor de 64.000 millones de dólares.

¿Cómo funciona? Zalando ha tratado de crear un modelo sencillo para los usuarios del servicio. Las personas que quieran vender productos deberán estar registrados en Zalando y podrán subir a su plataforma tanto una imagen como una descripción del artículo, que incluye el tipo de prenda o su marca, entre otras cuestiones. El envío será gratuito y el cobro se realizará en créditos de Zalando, que el usuario puede canjear en su web al comprar ropa o donar a una ONG.

Desde hoy, los canales digitales de Zalando en España incluyen una pestaña denominada Segunda Mano, donde aparecerán los productos a la venta. «Los compradores tendrán las mismas condiciones que ofrecemos en el resto de artículos que vendemos porque la intención es que la experiencia sea la misma», señala Hansen.

Zalando garantizará que la ropa se encuentra en buenas condiciones y permitirá devoluciones, también de forma gratuita, en un plazo máximo de 100 días, el mismo que ofrece para la ropa nueva que vende.

El servicio se lanza ahora en Alemania y España, pero Zalando tiene ya planes para extenderlo a otros mercados como Francia, Bélgica, Países Bajos y Polonia. ¿Por qué ha elegido la compañía España para estrenarlo? «Se trata de uno de nuestros principales mercados. Además, hemos visto que la crisis del coronavirus está cambiando el comportamiento de los consumidores, impulsando por ejemplo las categorías de ropa cómoda y hogar, por lo que creemos que también puede acelerar esta tendencia», asegura Torben Hansen.

La compañía alemana está potenciando su presencia en el mercado nacional y en 2021 inaugurará su primer almacén en España. Aún se conocen pocos detalles, pero estará en el entorno de Madrid.

H&M o Walmart son algunas de las compañías que también están explorando el mercado de la ropa de segunda mano, al igual que Carrefour, que prueba su nuevo concepto Ocassion en algunos supermercados de Francia y lo amplía a joyas, teléfonos o consolas, entre otros.

Artículo publicado en Expansión