Veritas anuncia crecimiento en ventas a pesar de la pandemia

«Esta es la primera vez que la compañía publica unos estados financieros consolidados. La empresa ganó 327.520 euros en 2019».

Por: Eric Galián.

El grupo Ecoveritas prevé incrementar la facturación este año a pesar del impacto que la crisis del coronavirus ha tenido en su actividad. La empresa propietaria de la cadena de supermercados ecológicos Veritas hizo frente al confinamiento con la puesta en marcha de un paquete de medidas, bautizado como Plan Respuesta, que le ha permitido sortear lo peor de la pandemia sin graves consecuencias. El pasado marzo, la compañía destinó 500.000 euros de fondos propios a apoyar a sus principales grupos de interés. Por ejemplo, otorgó primas extraordinarias a sus empleados, entregó cupones a sus clientes y puso en marcha líneas de crédito para proveedores.

Su tienda online, cuyas ventas equivaldrían a las de uno de los principales supermercados físicos de la marca, quintuplicó los ingresos durante el confinamiento. Al tratarse de una cadena de alimentación, Veritas no tuvo restricciones para la apertura de los supermercados físicos, lo que también le ayudó a sobrellevar mejor la crisis. Tras la inauguración de tiendas en Sant Pere de Ribes (Garraf), Altafulla (Tarragonès), Valencia y Vitoria en 2020, la compañía cuenta con un total de 76 establecimientos.

«No prevemos acabar el año con unas ventas similares a las de 2019, sino que tendremos crecimiento», explican fuentes de la empresa liderada por Silvio Elías.

El año pasado, Veritas registró una cifra de negocio consolidada de 89,3 millones de euros, según las últimas cuentas anuales depositadas en el Registro Mercantil. Esta es la primera vez que la compañía publica unos estados financieros consolidados. La empresa ganó 327.520 euros. En 2018, la firma facturó de forma individual 73,9 millones y obtuvo un beneficio neto de 1,89 millones.

El grupo apostó por el crecimiento inorgánico con dos adquisiciones en 2019. Por un lado, la de la cadena valenciana Ecorganic mediante un intercambio de acciones con sus dueños. Por otro lado, se hizo también con una participación mayoritaria en la firma catalana Anna Ecológica, especializada en productos ecológicos para el canal Horeca. Con una plantilla global de 700 trabajadores, la cadena está controlada por las familias Elías, Martí y Pont.

Fuente: Expansión