Marcas sostenibles de Barcelona participaron en el Slow Market de CalTip

Por: Jesús Miguel Castañeda Mayuri

El pasado sábado 11 de diciembre en el espacio de coworking CalTip, ubicado en el  barrio de Gracia, tuvo lugar un Slow Market

El market estuvo abierto a todo el público, que mientras paseaba por las calles de Gracia, se detenía para ver las marcas allí expuestas. En la primera sala del coworking, se podían apreciar los productos de marcas sostenibles de ropa y de bienestar. Free Form es una de ellas: hacen ropa adaptada a las personas con distintas capacidades y dificultades de movilidad; en el evento se pudo apreciar que para sus productos eligen tejidos orgánicos. Al frente, también estaba el stand de Monica Noguero, un taller textil dedicado a la creación de prendas de punto artesanas que realiza sus colecciones con restos de hilaturas de producciones textiles. En el mismo ámbito textil, en el market también se pudieron apreciar las prendas de la marca Sylvia Calvo BCN, que confecciona sus prendas en un proceso artesanal con el uso de materiales ecológicos y reciclados. Por el lado de los productos para el bienestar y la salud, llamó la atención la participación del colectivo Som Nia, una asociación animalista que presentó jabones naturales y hechos a mano, de los que los beneficios de la venta serán destinados a refugios y protectores de animales que no reciben ayuda pública. 

Stand de Sylvia Calvo BCN en el Slow Market

El evento también contó con la participación de NEWUS, una empresa de servicios dedicada a los emprendimientos con un impacto sostenible, que dio apoyo a dos marcas en la ayuda de la comercialización de sus productos

Pero el Slow Market no solo se trató de una exposición de marcas implicadas en la sostenibilidad, sino que también sirvió para un espacio de reflexión del impacto en la sociedad de nuestras actividades. No solo se tenía que tratar del ámbito comercial, sino que también de un espacio que pudiera servir de toma de conciencia de las implicaciones de lo que hacemos en nuestra vida cotidiana. Para tal fin, en la segunda sala del coworking se impartieron 4 talleres en torno a la realización de actividades conscientes. Los talleres comenzaron a las 12 con Comunicación Consciente de German Bertasio, de Amable Films. Luego, a las 13, la formadora Carmen Pérez introdujo el concepto de Mindful Eating para lograr una alimentación consciente. A las 16, Sonia Flotats, de la revista de moda sostenible So Good So Cute,  habló de la importancia de un consumo consciente durante la navidad. Por último, a las 17 Eugènia Sanjuán de Cal Tip se adentró en conceptos como el autodescubrimiento utilizando la música. 

Un ejemplo de la riqueza que significó tener estos talleres fue el taller de consumo consciente que impartió Sonia Flotats. Ella, en el contexto navideño, explicó las maneras en las que podemos consumir con menos impacto para el medioambiente durante las fiestas. Habló de hacer una lista de la compra de regalos y solo ceñirse a ella, regalar experiencias antes que objetos y buscar marcas que vendan por el precio justo antes que lo barato o lo caro. El taller también sirvió para que los asistentes pudieran compartir sus experiencias personales sobre las fiestas navideñas y sus formas de consumir. 

Sonia Flotats durante su taller sobre consumo consciente

Las marcas que participaron en el market expresaron su satisfacción por cómo transcurrió. Sobretodo por las sinergias que encontraron junto al resto de marcas con las que participaron. Así lo expresó Marina Vergés, de Free Form: “Fue positivo porque siempre puede salir un evento nuevo, una propuesta y la gente que estamos en ese market es muy generosa, amigable y con mucha energía para hacer más cosas”. De la misma manera se manifestó Salva Cayuela, de NEWUS: “La experiencia ha sido muy positiva. Ha incrementado el conocimiento entre las marcas y los proyectos que compartimos espacio y momentos, y la oportunidad de colaboraciones, nuevos retos y apoyarnos.” 

Tal como se mencionó antes, la idea del market no era tan solo presentar marcas, sino que también crear una puesta en común para mayor concienciación y crear nuevas vías de actuación.  Tal como dice Monica Noguero, “el Slow Market fue un espacio de reflexión y puesta en común de experiencias y conocimientos.” Muchas de las marcas asistentes manifestaron su deseo de participar y colaborar en nuevos eventos de este tipo. 

Los resultados coinciden con uno de los objetivos de CalTip, el espacio de coworking que organizó el evento. Un espacio donde, tal como afirman en su web: “encontrarás a personas con inquietudes, de intercambio de conocimiento, encuentro y colaboración para lanzar un nuevo proyecto, descubrir oportunidades sociales, económicas, profesionales y personales.”