Sea parte del cambio: únase a la Fair Cobalt Alliance

(Fairphone) Hoy es un gran día. Desde los inicios de Fairphone, hemos estado investigando formas de mejorar la cadena de suministro de cobalto, especialmente en la República Democrática del Congo (RDC). ¡Y ahora, después de años de trabajo, estamos listos para lanzar públicamente Fair Cobalt Alliance!

Esta alianza reúne a los principales actores de la industria que desean abordar algunos de los problemas más urgentes en el sector de la minería artesanal de cobalto, desde el trabajo infantil hasta las condiciones de trabajo peligrosas y está diseñada para trabajar con el gobierno y la sociedad civil de la República Democrática del Congo (RDC) como socios. No se trata solo de liderazgo intelectual: somos un grupo orientado a la acción que impulsa el impacto al invertir directamente en la creación de capacidad y empoderar a las personas que trabajan en las minas, así como a las que viven en las comunidades circundantes.

¿Por qué el cobalto?

Nuestro mundo está atravesando una importante transición energética, pasando de los combustibles fósiles a la tecnología que funciona con baterías. Ya sea que se encuentren en teléfonos inteligentes, herramientas eléctricas o vehículos eléctricos, el cobalto es uno de los componentes esenciales de las baterías recargables.

 

Si bien estas baterías pueden ser una fuente de energía más sostenible, sus cadenas de suministro tienen su propia gama de problemas. Por lo tanto, creemos que hacer una electrónica más justa significa hacer baterías más justas. Para nosotros, la primera parte de esa ecuación es el cobalto extraído de manera más responsable.

Las consecuencias para los mineros artesanales y sus comunidades

A medida que aumenta el mercado de dispositivos y vehículos que funcionan con baterías, la demanda de cobalto también aumenta. Pronto, la demanda global superará la oferta disponible.

Actualmente, la República Democrática del Congo representa aproximadamente el 60% de la producción mundial de cobalto. Si bien la mayor parte del cobalto de la República Democrática del Congo se origina en operaciones mineras a gran escala (LSM), el 20% se extrae mediante minería artesanal y en pequeña escala (ASM). A pesar de los niveles de producción más bajos, el 90% de todos los mineros de cobalto en la República Democrática del Congo trabajan en la minería artesanal.

 

La mayor demanda de cobalto significa que es probable que la minería artesanal (MAPE) se expanda en la República Democrática del Congo, lo que hace que el país sea aún más vulnerable a los desafíos sociales y ambientales que la acompañan. Solo algunos de los problemas relacionados con la MAPE incluyen condiciones de trabajo peligrosas, trabajo infantil y acceso limitado a mercados legítimos y transparentes.

El primer informe que reveló el alcance de los abusos a los derechos humanos fue This is What We Die For , publicado por Amnistía Internacional en 2016. Más recientemente, The Impact Facility, una de las organizaciones fundadoras de Fair Cobalt Alliance, realizó un estudio de referencia para comprender mejor la situación actual y cómo debemos desarrollar nuestros programas. Los hallazgos se publicaron en su nuevo informe, Digging for Change . (Para obtener más información de antecedentes, asegúrese de leer dos publicaciones de blog invitado de David Sturmes, una relacionada con las conclusiones extraídas de este informe y la otra que analiza el debate sobre el cobalto ).

Lo que estamos tratando de lograr

Debido a los desafíos asociados con la MAPE, muchos usuarios intermedios de cobalto (como las empresas de electrónica y la industria automotriz) no quieren tener nada que ver con este sector. Sin embargo, debido a que la MAPE es una fuente de ingresos tan importante para las familias en la República Democrática del Congo, y debido a que la demanda de cobalto (y por lo tanto la actividad de la MAPE) está creciendo, Fairphone cree que es esencial trabajar directamente con los sitios de cobalto de la MAPE y las comunidades circundantes para mejorar condiciones laborales y oportunidades (económicas).

Fair Cobalt Alliance se centra en tomar medidas para lograr un impacto positivo. Los miembros de la alianza están trabajando actualmente hacia tres objetivos principales:

  • Impulsar el suministro de cobalto más justo apoyando la profesionalización de la gestión de la MAPE.
  • Trabajar para acabar con el trabajo infantil apoyando a los operadores de MAPE, así como a las comunidades circundantes, en el establecimiento de una variedad de mecanismos para mantener a los niños fuera de las minas. Esto incluye apoyar la inscripción en la escuela y la formación profesional para crear nuevas oportunidades para la próxima generación.
  • Aumentar los ingresos familiares mediante la inversión en programas comunitarios fuera del sitio diseñados para crear medios de vida sostenibles para la mayor cantidad posible de miembros de la comunidad.

La alianza está trabajando actualmente para lograr estos objetivos en dos sitios mineros específicos: Kasulu y Kamilombe. En Fairphone, estamos integrando el cobalto de estas minas en nuestra cadena de suministro. Adoptamos un enfoque progresivo, enfocándonos en la mejora continua de la mina, reconociendo que el cambio no ocurre de la noche a la mañana y que no existe una «solución rápida» para todos los problemas que enfrentan estas minas y comunidades. Esperamos que esto proporcione un ejemplo y una metodología probada que otros puedan seguir, lo que conducirá a una mayor aceptación e integración de la industria del cobalto de la MAPE responsable en las cadenas de suministro. El siguiente paso es ampliar nuestro programa y expandir nuestro impacto en la República Democrática del Congo, y para que eso suceda, necesitamos el apoyo de otros socios de la industria y partes interesadas.

 

Muestre su apoyo y firme el llamado a la acción

La Fair Cobalt Alliance es fundada por Fairphone, Signify, Huayou y Impact Facility. Recientemente, se nos ha unido Glencore, la Iniciativa Cobalto Responsable, Sono Motors y Lifesaver. Las organizaciones de conocimiento y desarrollo, entre ellas el Centro Miller para el Emprendimiento Social, y la sociedad civil congoleña, incluido el Centro Arrupe pour la Recherche et la Formation (CARF), también están apoyando y participando activamente en la iniciativa.

Ahora, hacemos un llamado a todas las organizaciones (en) directamente involucradas en la cadena de suministro de cobalto, desde fundiciones y fabricantes hasta gobiernos y organizaciones sin fines de lucro, para que se unan a nosotros en la lucha para mejorar las condiciones en las operaciones de MAPE y construir economías locales más fuertes. Comienza tomando una posición y firmando el Llamado a la acción de Fair Cobalt Alliance . Al unir fuerzas, podemos demostrar que es posible aumentar la disponibilidad de cobalto extraído de forma responsable y seguir moviendo el listón un paso más hacia la electrónica justa.

Artículo publicado en Fairphone Visite el sitio web de Impact Facility para obtener más detalles sobre Fair Cobalt Alliance >>