Se necesitan cambios radicales del sector corporativo

¿Existe algún impacto político directo de esta pandemia? ¿Hay vinculación entre las democracias y su subsistencia frente a esta crisis? ¿Se necesitan cambios radicales del sector corporativo para consolidar la democracia?

Para Emanuel Faber, consejero delegado de Danone sí existe esta relación y este riesgo. «Las democracias están en peligro si todos, incluidas las empresas, no encontramos la forma de ser inclusivos con las personas que están sufriendo y van a sufrir la crisis económica», señaló ayer Faber, en un evento corporativo. El directivo llamó a las empresas a replantearse la manera en que hacen las cosas, apostando por una nueva conciencia social y ambiental, ya que «no habrá una recuperación resiliente si no repensamos nuestra relación con el mundo».

Faber indicó que «el cambio climático va a tener fuertes consecuencias en sectores como la alimentación». Por eso, señaló que «el beneficio es necesario, pero las empresas tenemos que construir un propósito más allá de lograr resultados económicos». Todo el concepto corporativo que ha gobernado las últimas décadas sustentadas en la primacía de shareholders se pone en cuestión. Y el gran sector corporativo es, sin lugar a dudas, el factor desencadenante más importante para una efectiva y rápida transformación.

Danone considera que la pandemia ha generado un cambio en la forma en la que la gente compra, con el crecimiento del online, pero también en lo que se come y se bebe. «La pandemia se va a quedar el suficiente tiempo como para que la gente transforme su forma de vivir y por tanto estos cambios van a permanecer», dijo Faber.

Por eso, indicó que la crisis «nos va a obligar a la mayoría de las empresas a hacer cambios radicales en la forma en que hacemos las cosas y, además, es algo que los consumidores nos van a reclamar», concluyó.

Los cambios que estamos viviendo y que desde la administración pública se están acelerando, deben tener un impulso complementario con el gran sector corporativo. Desde el planteamiento de procesos de inclusión digital, hasta los cambios de matriz energética y nuevas estructuras de responsabilidad social corporativa.