Se consolida el enfoque de sostenibilidad en las empresas

Por: A. Medina. Madrid

La preocupación por la salud, la pérdida o reducción de empleo e ingresos o los cambios en los procesos económicos y sociales impactarán en el modelo de negocio de las empresas y supondrán, asimismo, un cambio estructural en las políticas de sostenibilidad y responsabilidad social, según un estudio realizado por la firma de servicios profesionales EY y la Asociación Española de Directivos de Responsabilidad Social (Dirse).

El estudio Impacto del Covid-19 en las prioridades de la RSC/sostenibilidad y en el rol de sus profesionales recoge las opiniones de 250 profesionales relacionados directa o indirectamente con la RSC y muestra que en la reconstrucción tras la pandemia se impulsarán las políticas de responsabilidad social con cambios sustanciales ante la preocupación creciente por la salud, el impacto social y el talento digital.

La crisis -señala- ha tenido un impacto sobre todos los elementos del modelo de negocio, principalmente en la generación de ingresos, la disponibilidad de recursos financieros, en productos y en resultados económicos. En este contexto, el 92% de los encuestados opina que la crisis también impactará en la función de la RSC/sostenibilidad y un 86% que la función de la sostenibilidad cambiará dentro de las organizaciones, un cambio que, a juicio, del 64%, será permanente.

Relevancia 

Todos los ámbitos de la sostenibilidad ganarán relevancia pero cambian su peso relativo. Si la gobernanza (6,78 puntos sobre 10), los clientes (6,69) o el medio ambiente (6,46) eran los grandes asuntos antes de la pandemia, tras el Covid los temas que pasan a ser prioritarios son los relacionados con los clientes (8,41 puntos) y empleados (7,8), creciendo en torno al 25%.

Cambia, asimismo, el orden de prioridad de las materias. De la importancia de la gestión del entorno legal y regulatorio, la ciberseguridad o la calidad y seguridad del producto de la etapa pre-Covid, ahora las siete temáticas más relevantes son la salud y seguridad de los empleados, que gana un 42%; de los clientes (41%); la digitalización y el uso de tecnologías inteligentes (31%); la comunicación, la confianza y la reputación (22%); la seguridad y salud en la cadena de suministro (36%); la ciberseguridad y privacidad de los datos (16%); y la calidad y seguridad del producto (16%). Los temas emergentes que más crecerán durante la reconstrucción serán los relacionados con la seguridad y salud de clientes, empleados y cadena de suministro (más de un 40%) y el impacto social y la digitalización y el talento (+20%).

Como consecuencia de la mayor notoriedad que tendrán estas materias y sus profesionales, el 33% de los encuestados considera que la función de la RSC/sostenibilidad cobrará una mayor relevancia en la posición organizativa de la empresa, formando parte incluso del comité de dirección de la organización, ampliando el alcance de actuación o el tipo de responsabilidades, entre otros. No obstante, todavía un 37% opina que se mantendrán en el mismo estatus corporativo que antes de la irrupción del virus. Los encuestados procedentes de empresas nacionales son, incluso, más optimistas: el 43% cree que los puestos asociados a la RSC/sostenibilidad tendrán más importancia en la organización (frente al 33% del total). Un porcentaje que alcanza el 45% en los consultados con puestos de menor responsabilidad (jefes de departamento, mandos intermedios y técnicos).

Dedicación 

El estudio pone de relieve que la crisis del Covid-19 otorgará un mayor nivel de dedicación a las funciones de los directivos de responsabilidad social (dirse). Recoge que las funciones con mayor involucración de los dirses seguirán siendo la gestión y definición de las políticas de RSC/sostenibilidad, y el reporting corporativo. No obstante, la gestión de los riesgos no financieros y la implementación de iniciativas de acción social registran crecimientos importantes (25% y 20%, respectivamente) tras el coronavirus y consiguen colocarse entre las seis actividades más relevantes.

La relevancia de los ODS
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) también tendrán una mayor relevancia tras el Covid-19. Para nueve de cada diez profesionales (91%), aumentarán las alianzas externas para alcanzarlos y más de la mitad reconoce que su área ha adoptado medidas para cumplirlos. Según el 74%, los ODS tendrán más importancia tras la crisis. Todos los colectivos opinan que el Covid ha impacto sobre todo en los objetivos 1 (fin de la pobreza), 2 (hambre cero), 8 (trabajo decente y crecimiento económico), 10 (reducción de las desigualdades) y 3 (salud y bienestar). La encuesta revela que tras el virus las empresas están contribuyendo especialmente a los ODS de salud y bienestar; educación de calidad; igualdad de género; trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación e infraestructuras; producción y consumo responsables; acción por el clima y alianzas para lograr los objetivos,

Artículo publicado en Expansión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.