Nuevas fronteras en análisis de riesgos climáticos

Actualmente no existe una solución perfecta para evaluar los efectos financieros del cambio climático físico, pero esto no debería ser una excusa para la inacción. Los análisis mejorados del riesgo climático pueden proporcionar una idea más clara de lo malo o costoso que podría resultar el calentamiento global para las empresas.

En los últimos años, las temperaturas récord y los fenómenos meteorológicos extremos han puesto de relieve el impacto abrumador de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el clima mundial. Además, los costos de tales eventos están aumentando. Por ejemplo, cinco de los peores desastres naturales en la historia de Estados Unidos han ocurrido desde 2005, causando daños económicos por un total de $ 523 mil millones en términos ajustados a la inflación. Y Estados Unidos ha sufrido 22 grandes desastres naturales solo en el último año.

Pero traducir los resultados de los modelos de cambio climático en impactos potenciales específicos y medir la importancia financiera de los peligros climáticos presenta desafíos tanto para las empresas como para los inversores. La rápida adopción de datos climáticos impulsados ​​por modelos ha alimentado las preocupaciones sobre el uso indebido no intencionado en el contexto de la toma de decisiones financieras y las divulgaciones, así como sobre las incorrecciones materiales en los informes financieros y el lavado verde. Estos riesgos son particularmente problemáticos en el caso de inversiones de capital a largo plazo en infraestructura pública, que a menudo tienen una vida útil operativa de varias décadas.

La necesidad de información climática de los participantes del mercado financiero varía, tanto en términos de granularidad de la evaluación (con respecto a activos específicos o clases de activos, regiones y sectores) como de horizontes temporales. Pero es difícil evaluar medidas para mitigar las exposiciones climáticas sin datos específicos sobre el desempeño pasado de las entidades. Esto puede incluir cómo las empresas se han visto afectadas por eventos históricos como inundaciones, el momento y la escala geográfica de los peligros y su impacto, y la eficacia de la adaptación.

Si bien no existe una solución única para todos en lo que respecta a la fijación de precios en los riesgos y oportunidades relacionados con el clima, algunos procesos tienen una alta prioridad. Por ejemplo, la estandarización puede ayudar a evitar la mala adaptación al cambio climático al garantizar la aplicación coherente de conjuntos de datos y taxonomías, así como reducir la dependencia de los resultados y los sustitutos del modelo climático. Las divulgaciones estandarizadas y geográficamente específicas relevantes para los riesgos crediticios también permitirían evaluaciones comparables de los riesgos y oportunidades relacionados con el clima, y ​​su impacto potencial.

Otro enfoque, el análisis mejorado de riesgos climáticos, implica complementar los resultados del modelo climático con datos específicos de la entidad, incluidos datos a nivel de activos e información financiera. Una visión clara de los activos de una entidad hace que sea mucho más fácil comprender el posible impacto financiero de los efectos físicos del cambio climático. Este análisis también puede facilitar el diálogo con los tomadores de decisiones para comprender su perspectiva sobre los riesgos climáticos agudos y crónicos que enfrentan, y cómo los manejan, monitorean y mitigan.

Finalmente, el uso de múltiples escenarios climáticos permite a los tomadores de decisiones considerar una gama más amplia de posibles resultados. Esto les ayuda a desarrollar la resiliencia organizacional e identificar riesgos y oportunidades antes de que surjan, lo que a su vez les permite una deliberación más productiva sobre las intervenciones que pueden ser necesarias.

Volver a la salud: recuperar el tiempo perdido

La crisis del COVID-19 ha dejado al descubierto las desigualdades sistémicas que deberán abordarse si alguna vez vamos a construir sociedades más sostenibles, resilientes e inclusivas. Únase a nosotros el 23 de junio de 2021 para nuestro último evento virtual en vivo, Back to Health: Making Up for Lost Time , donde los principales expertos examinarán el legado inmediato de la pandemia y explorarán soluciones para devolver la salud a todas las comunidades y sociedades.

Si bien el análisis de riesgos climáticos, el diálogo con las entidades y el juicio de expertos pueden mejorar el análisis, la próxima generación de modelos climáticos deberá ser más sofisticada para dar mejor cuenta de las complejidades del calentamiento global. Los peligros climáticos no se producen de forma aislada ni respetan las fronteras sectoriales y geográficas. Y la mayor progresión del cambio climático puede dar lugar a nuevas y complejas interdependencias e interacciones que los proveedores de datos no pueden resolver debido a la naturaleza aislada de los modelos existentes.

Los modelos de no equilibrio, que asumen relaciones más complejas entre las variables climáticas, podrían ser una alternativa viable. De manera similar, los modelos de evaluación integrada ofrecen el potencial de agrupar múltiples modelos para comprender las cadenas de impacto que unen los sistemas ambientales, socioeconómicos y climáticos. Los IAM también pueden evaluar los efectos de los esfuerzos de mitigación de GEI y las acciones de adaptación en el sistema climático y, a su vez, medir la eficacia de las estrategias asociadas.

Pero los modelos de no equilibrio y los IAM no son una panacea. Por ejemplo, los IAM no pueden medir el daño económico causado por ciertos eventos, como tormentas severas, o calcular los costos asociados con la adaptación.

Además, estos modelos suelen estar calibrados para el cambio en la temperatura media global. Esto limita sus conocimientos sobre cambios en eventos extremos como tormentas e inundaciones repentinas, que son una preocupación importante para muchos participantes del mercado financiero, incluidas las aseguradoras. Además, los modelos como los IAM son intrínsecamente complejos, producen grandes resultados y son costosos de ejecutar, lo que significa que es probable que muchos de los desafíos que enfrenta la generación actual de modelos climáticos también se apliquen a la próxima generación.Suscríbase a nuestro boletín semanal, PS el domingo

Si bien la tecnología se desarrollará rápidamente para ayudar a las empresas en las evaluaciones de riesgo climático, el juicio analítico es más necesario que nunca para interpretar los resultados del modelo e informar una mejor toma de decisiones. Después de todo, en un campo que cambia rápidamente como el análisis de riesgos climáticos, el pasado ofrece solo una visión estrecha y a corto plazo del futuro.

Este enfoque también ayudará a prevenir las consecuencias no deseadas y el uso indebido de los resultados del modelo climático por parte de los participantes del mercado financiero que necesitan cada vez más divulgar públicamente su exposición a los riesgos climáticos. Las empresas y los inversores pueden prepararse mejor para una serie de posibles resultados futuros.

Por: Paul Munday, Michael Wilkins, Project Syndicate