Mitto es el primer sistema de pago que devuelve dinero a los usuarios que consuman marcas sostenibles

El consumo excesivo es ampliamente reconocido como uno de los principales impulsores del cambio climático. En un informe reciente dirigido por C40 Cities se anunció que en esas ciudades, donde viven más de 700 millones de personas, el consumo de bienes y servicios fueron los responsables del 10% de las emisiones de gases de efecto invernadero globales. Para hacer frente a esta situación nace Mitto, una app vinculada a una tarjeta de pago que incentiva el consumo sostenible entre sus usuarios.

Mitto, impacto positivo con un simple gesto

Mitto tiene la misión de mejorar la educación financiera y construir una comunidad de activistas que quieran gastar su dinero de manera más responsable y contribuir a un planeta más sostenible. La solución es una aplicación sofisticada, conectada a una tarjeta de pago que se integra a la perfección con su cuenta bancaria existente.

Varios estudios aseguran que los consumidores tenemos cierta conciencia sobre los beneficios del consumo sostenible. De hecho, el Barómetro COVID-19 de Kantar, el estudio global líder que rastrea las actitudes, comportamientos y expectativas de las personas en más de 50 mercados, ha identificado tres tendencias de comportamiento de los consumidores después de la pandemia de la COVID-19: una nueva ola de compradores de comercio electrónico, una nueva era hacia la conciencia de valor de los productos y servicios, y un movimiento hacia el consumo local.

No obstante, hay tres frenos que nos obstaculizan en cambiar definitivamente nuestros hábitos de consumo: la percepción de que consumir sostenible es más caro, la falta de alternativas sostenibles de consumo en determinadas categorías y la falta de percepción individual de que cada gesto doméstico puede generar un gran impacto en el desarrollo medioambiental del planeta.

Marketplace de alternativas sostenibles y recompensas

Es por esto que Mitto se enfoca en estos tres bloqueos. Para hacer frente a los dos primeros, Mitto acaba de lanzar la sección “Descubrir” en la aplicación, que consiste en un marketplace en el que los usuarios de la tarjeta podrán explorar multitud de marcas que tienen la sostenibilidad como pilar en algún punto de su cadena de valor. “Descubrir”, en su primera fase de desarrollo, servirá para dar a conocer centenares de iniciativas sostenibles en todos los ámbitos de consumo.

Los usuarios de Mitto, además, serán recompensados por consumir de manera responsable, recibiendo un reembolso instantáneo de una parte de su compra si la realizan en alguna de estas marcas. El objetivo de estas recompensas es demostrar a los usuarios que consumir sosteniblemente es fácil y, además, está al alcance de todos

La huella de CO2 al instante

Finalmente, Mitto plantea hacer pedagogía de consumo a través de la medición instantánea de la huella de CO2 de las compras de cada usuario, para que conozcan en tiempo real cómo impactan sus hábitos de consumo en el medio ambiente. Cada vez que un usuario utiliza la tarjeta para realizar un pago, Mitto informa al instante de la cantidad de kilogramos de CO2e por cada euro gastado en función de la categoría de compra. Es decir, no es lo mismo el impacto de un vuelo, que el de una camiseta o el de una manzana, que el impacto de un filete de ternera o de cordero. Así, el usuario puede comparar cuánto CO2e emite en función de los tipos de productos que compra, entre los establecimientos y en competición consigo mismo, para mejorar mes a mes su emisión de CO2e.