Lanzadera incorpora 130 startups

Lanzadera, la aceleradora de empresas de Juan Roig, ha completado la captación de startups para los nuevos programas que comienzan a partir de este mes de septiembre. Lo ha hecho con la incorporación de 130 empresas de base tecnológica, un número cinco veces superior al registrado los años anteriores, después de que Roig comprometiera en mayo pasado una inversión de 10 millones de euros a este fin para este y los próximos años, cinco veces más que hasta ahora.

Estas nuevas startups trabajarán en el complejo Marina de Empresas de Valencia, donde se desarrolla todo el ecosistema emprendedor e innovador vinculado a Roig. Allí se ubican a partir de ahora 200 empresas con el objetivo de completar los distintos programas de aceleración de Lanzadera.

Las 130 startups recién incorporadas han sido elegidas entre un total de 1.800 candidatas. De ellas, alrededor de 50 se incorporan al programa Start, que acoge a emprendedores que aunque no han desarrollado del todo su proyecto sí tienen la idea y la «actitud» para ejecutarla, según explicó Lanzadera en un comunicado. Este programa está enfocado esencialmente a la formación del emprendedor.

Otros 46 proyectos se incorporan a la fase Traction o de incubación. Estas empresas ya han lanzado su producto o servicio al mercado y tienen los primeros datos de evolución.

Lanzadera fue creada en el año 2013 y desde entonces la aceleradora de empresas impulsada por Juan Roig ha prestado apoyo a más de 500 startups. En ese periodo ha aportado financiación para proyectos empresariales por valor de 15 millones de euros que han generado más de 2.250 puestos de trabajo de forma directa. Además, han podido acceder a inversión externa por valor de 130 millones. Este año la iniciativa da un paso cualitativo. Acogerá en volumen a casi la mitad de empresas que ha apoyado desde 2013, con unos niveles de financiación históricos aportados por Juan Roig, que pasan de tres millones anuales a 10.

En esta fase los emprendedores reciben apoyo para aumentar las ventas y desarrollar su negocio de forma escalable.

Crecimiento
A estas se suman otras 23 startups que han sido incluidas en la fase Growth del programa, la cual tiene el objetivo de hacer crecer a empresas que han consolidado su modelo de negocio. Estas obtienen todas las herramientas posibles para disparar su facturación y su cartera de clientes.

Todas ellas se incorporan a las 17 que Lanzadera ya eligió en agosto para otros dos programas. El Scale Up, dirigido a empresas que han crecido mucho y que tienen un modelo de negocio demostrado. Las elegidas fueron Jeff, Declarando y GrowPro Experience. Lanzadera recuperó también algunas startups que pasaron por ediciones anteriores para recibir de nuevo su apoyo. Estas son Aiudo, Discocil, Gana Energía, Holafly, Howlanders, Lamburguesa, MESbook, Momocca, Sea Saffron, Sepila, Trucksters, UO, Waynabox y Witrac.

«Es todo un desafio para Lanzadera acoger en una misma edición a 130 empresas. Ya son 200 las startups instaladas en Marina de Empresas, una cifra ambiciosa que muestra la renovada apuesta de Juan Roig por impulsar el emprendimiento, que respalda con su aportación de más de 10 millones de euros», aseguró en un comunicado Javier Jiménez, director general de Lanzadera.

Las empresas seleccionadas podrán recibir desde ayudas de 1.000 euros hasta financiación por valor de 500.000 euros, cifra que se ajustará a cada necesidad. Además, como novedad, los acuerdos Corporate, en el que las startups colaboran con empresas como Abanca, Acciona, Ribera Salud, Janssen, Facsa, Mercadona o PlayStation, serán accesibles para cualquier emprendedor instalado en Marina de Empresas, independientemente de la fase en la que se encuentre.

En mayo, Juan Roig decidió quintuplicar su aportación anual a los programas de Lanzadera para ayudar a personas y empresas que estén sufriendo los efectos de la crisis del Coronavirus. Además, la incubadora abrió sus puertas a que terceras empresas se incorporen al proyecto como socios inversores.

Roig decidió antes de la pandemia renunciar este año a la percepción de dividendos de su patrimonial Inmo Alameda y a la mayor parte de su sueldo para reinvertirlo en acciones de reactivación económica

Artículo publicado en Cinco Días