Financiamiento para 8.500 puntos de recarga eléctrica en España

Un importante programa europeo de financiamiento se viene desarrollando desde el Banco Europeo de Inversiones (BEI), que financiará con 35 millones de euros a Endesa para la instalación de estaciones de recarga eléctrica repartidas en toda España. Todo este programa se desarrolla con el objetivo de impulsar la movilidad eléctrica en el país. El proyecto se llevará a cabo en los próximos cuatro años, durante los cuales la compañía energética desplegará un total de 8.500 puntos de recarga para vehículos híbridos y eléctricos.

Los primeros 2.000 puntos de recarga se instalarán durante el presente 2020 y estarán ubicados en la red principal de autovías y en las principales áreas urbanas del país. Con esta cobertura logran cubrir 15.000 kilómetros en las ciudades y carreteras con más de 35.000 habitantes.

El resto de las estaciones se irán instalando en los tres años siguientes, hasta 2023, alcanzando los 8.500 puntos de recarga de acceso público. Todos ellos estarán ubicados en vías o estacionamientos públicos con acceso abierto a los conductores.

Despliegue de la movilidad eléctrica

Lo que se busca obtener es una reducción importante de la emisión de CO2. Según las estimaciones del BEI, cuando se finalice la instalación de estos puntos de recarga, las emisiones contaminantes del transporte por carretera se reducirán en 57.000 toneladas de CO2 al año.

Además, estas inversiones darán un impulso a la industria del vehículo eléctrico y tendrán un impacto positivo en la creación de empleo. En concreto, y de acuerdo con los estudios del BEI, el proyecto de Endesa permitirá generar cerca de 600 puestos de trabajo durante la fase de implementación y otros 40 de carácter fijo.

Por otro lado, la financiación facilitada por el BEI contribuirá a acelerar la transición hacia una movilidad eléctrica en Europa y a cumplir con el objetivo de disponer de un millón de puntos de recarga en la UE para el año 2025, tal y como lo recoge el Pacto Verde Europeo elaborado por la Comisión. Para lograrlo, según diferentes estudios, en el caso de España será necesario pasar de los cerca de 9.000 puntos de recarga que hay actualmente a más de 120.000.