Estalla el ‘caso Nestlé’: estos son los productos que la compañía asegura que no son saludables

‘Financial Times’ desvela un informe interno de la multinacional suiza. En él se asegura que más del 60% de sus productos no son saludables.

Nestlé, la compañía más grande del mundo en alimentación, con ingresos de 84.000 millones, ha reconocido que más del 60% de sus productos no son saludables. Una dato que deja una mala imagen a la multinacional suiza, después de que Financial Times haya filtrado un informe entre altos ejecutivos donde se esgrimen los peores alimentos y los pasos que se deben seguir para mejorar la calidad de estos. 

Tan solo el 37% de todo el catálogo de Nestlé, excluyendo productos para mascotas y nutrición médica especializada, tiene una calificación superior al 3.5 (sobre 5) de un conocido sistema de calificación alimentaria de Australia. Así lo ha reconocido la propia compañía, dejando en evidencia a los alimentos (alrededor del 70% no pasa el umbral), bebidas (el 96% no lo cumple) y helados y repostería (el 99% es «insalubre»). 

«Hemos realizado mejoras significativas en nuestros productos, pero nuestro catálogo aún tiene un desempeño inferior en comparación con las definiciones externas de salud, en un panorama donde la presión regulatoria y las demandas de los consumidores han aumentado», señala el informe interno de Nestlé.

El Nesquik vuelve a quedar señalado 

Además, esta presentación también señala a cuatro productos específicos que la propia compañía considera entre los peores. En primer lugar, la pizza croissant tres carnes, de la marca DiGiorno, así como el panini pepperoni, de la marca Hot Pockets, que contienen casi el 50% de la cantidad de sodio que debe consumir una persona cada día.

También está muy mal considerado el refresco de naranja, de SanPellegrino, que contiene 7,1 gramos de azúcar por cada 100 mililitros y obtiene una calificación E (la peor) en el sistema Nutri-Score. «¿Debe una marca vanguardista tener una E?», se preguntan desde la propia Nestlé.

Por último, el disolvente en leche sabor fresa, de Nesquik, lleva 14 gramos de azúcar en cada porción de 14 gramos mezclada con colorantes y saborizantes. Además, destaca que este último producto se vende en Estados Unidos bajo el eslogan «el desayuno perfecto para que los niños estén preparados para el día».

Nestlé trabaja para cambiar las recetas de sus productos pero no es fácil por la ya muy adaptada marca de su sabor singular 

Por ende, en toda esta ristra de productos solo se salva el café, los especializados para bebés, los lácteos (el 60% alcanza el umbral) y las aguas (el 82% pasa el 3.5 de valoración). Cuatro secciones que junto a los excluidos artículos para mascotas y los especializados en nutrición médica, vienen a significar alrededor de la mitad de los ingresos de la multinacional (92.600 millones de francos suizos o algo más de 84.000 millones de euros).

Siendo la empresa más grande en alimentación, Nestlé quiere que este informe interno sirva para dar un toque de atención a sus ejecutivos y seguir trabajando para fabricar productos más saludables. Una misión en la que la compañía siempre ha reconocido que trabaja, pero que no es nada sencilla dado que su volumen de ventas y su estrategia de mercado deben satisfacer a una demanda inmensa, que ya ha asociado un sabor y un producto determinado.

Por: El Economista