El “Black Friday” más VERDE de IKEA

Por: Beatriz Treceño.

Si el Black Friday celebra el pistoletazo de salida de las compras navideñas y el inicio de la época del año de mayor consumo, el Green Friday -viernes verde que celebra Ikea ese mismo viernes promueve el consumo responsable.

Coincidiendo con los descuentos del famoso viernes negro, entre el 23 y el 29 de noviembre, Ikea impulsará su servicio de recompra de muebles ofreciendo a sus socios el doble de su valor de tasación habitual. Mediante este servicio que la firma sueca estrenó hace ya cuatro años, el cliente entrega sus muebles antiguos de Ikea en alguna de las tiendas, donde se ocupan de higienizarlos y de volver a ponerlos a la venta para darlos una segunda vida El protocolo de limpieza que pasan estos muebles, como indican desde la compañía, es idéntico al que pasan los procedentes de las devoluciones.

Del Desván al Circular Lab
Los productos que Ikea recompra se venden posteriormente en su ya famoso Desván de las Oportunidades, que ahora pasa a denominarse Circular Hub, en referencia al propósito de fomentar la economía circular. “El objetivo de esta acción es dar una segunda vida a miles de productos y evitar que acaben convertidos en basura, cosa que no son», dice Mosiri Cabezas, directora de Desarrollo de Negocio y Transformación de Ikea en España.

Este primer Green Friday de Ikea, que se celebrará en las tiendas de 27 países en los que opera la compañía sueca coincidiendo con el Black Friday, cumple además una función social, pues permite a los usuarios adquirir muebles más baratos en un contexto económico complejo para algunas familias con motivo de la crisis del Covid-19.

“Las necesidades de los hogares varían con el tiempo y nuestros clientes podrán vender aquellos productos que ya no usen y a cambio comprar a un precio más asequible y de forma meditada aquellos que necesiten», dijo Cabezas.

Sólo el año pasado, Ikea recompró, reacondicionó y volvió a poner a la venta dos millones de muebles en España y un total de 47 millones en todo el mundo.

Este servicio resulta especialmente relevante, cuentan desde la firma, si se tiene en cuenta “que el 45 % de las emisiones globales de carbono proceden de la forma en que el mundo produce y utiliza los objetos cotidianos, como los muebles». Por lo que esta iniciativa supone una forma de hacer frente al consumo insostenible y de reducir el impacto que tiene en el cambio climático, justo coincidiendo con en el día del año en el que más compras se realizan. Pues pese a ser un concepto importado de EEUU, cada vez está más extendido en todo el mundo. En España, este día de ofertas va ganando adeptos cada año.

Ikea pretende convertirse en 2030 en una empresa circular y climáticamente positiva en todas sus operaciones.

Artículo publicado en Expansión