Digitalizarse para cambiar el mundo: Lazzaro

Por Celia Munguia

El papel social del Tercer Sector ocupa, en favor del interés general de la sociedad, los espacios donde el Estado de bienestar no alcanza a dar ayuda. Hay unas 10 millones de ONG en todo el mundo, según el Foro Internacional de las Plataformas Nacionales de ONG, y de hecho si el conjunto de ellas fuera un país serían la quinta economía más grande del mundo. Sin embargo, las Entidades No Lucrativas necesitan encontrar fuentes de financiación para continuar desempeñando su labor y dar respuesta a la realidad social existente.

Situación del Tercer Sector en la actualidad

En España, a partir de la crisis de 2011, ha habido una caída de las donaciones. La crisis generó una necesidad de que las ONG fueran más éticas y transparentes para recuperar la confianza imprescindible de los donantes, y profesionalizar la gestión del sector. Toda esta situación ocurre dentro de un marco de transformación tecnológica que ha marcado las formas de comportamiento de la ciudadanía.

Lázzaro

La empresa Lázzaro busca precisamente ayudar a digitalizar de forma “low cost” las organizaciones sociales que lo necesiten y que no tengan grandes medios presupuestarios, logrando digitalizar a estas organizaciones por 20 euros al mes.

Creación de microplataformas

A través de esta microplataforma, que se crea propiamente para cada entidad con fines sociales, tienen a su disposición todas las utilidades para su gestión interna y externa:

  • Les permite vender los tickets para sus eventos en su propia web o, en las que no tienen, en la web que les crean.  Así, no necesitan de intermediarios para comunicar y financiar sus proyectos. Además, esas donaciones se vinculan directamente a su banco.
  • Pueden crear un crowdfunding social integrado en su propia página para recibir donaciones recurrentes y crear proyectos de recaudación. Con ello, Lázzaro replantea el modelo de crowdfunding tradicional de búsqueda de financiación de las ONG en otras páginas web pasando a tener una fuente de financiación colectiva gestionada en su propia página, en la que cualquier persona en cualquier parte del mundo puede participar de manera fácil y rápida.
  • Para recuperar la confianza de los donantes y generar un proceso claro de a dónde se dirige la donación emitida, Lázzaro funciona a través de la tecnología blockchain, que garantiza la trazabilidad y la transparencia de las donaciones.
  • Tienen la posibilidad de administrar las donaciones de forma automática. A través de la web online se incluye un botón por el que las personas tienen la posibilidad de hacerse socias o hacer una donación puntual.
  • Pueden gestionar y clasificar las transferencias e información de todos sus donantes automáticamente, sin necesidad de invertir tiempo en su administración, pudiéndose descargar directamente en un documento excel visual la bases de datos de los donantes. 

En definitiva, las herramientas digitales están cambiando profundamente el mundo en el que vivimos. Sin embargo, solo el 8% de las ONG tienen estrategia digital. Si dispusieran de los recursos tecnológicos necesarios, ¿cuánto más podrían llegar a hacer?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.