Digitalización y diversificación del Corte Inglés

Por: Víctor M. Osorio

«Tenemos un proyecto apasionante y de largo recorrido que ha dado resultados muy satisfactorios en 2019», señaló ayer Marta Álvarez, presidenta de El Corte Inglés, en su discurso ante la junta general de accionistas de la compañía, un acto en el que reconoció que «estamos asistiendo a una realidad que constituye un auténtico reto y que ya estamos superando», en alusión a la crisis del Covid-19.

«Hemos demostrado que somos capaces de responder ante la adversidad como un equipo más unido que nunca. Nuestra prioridad sólo tiene un objetivo: seguir avanzando hacia una definitiva recuperación», añadió.

La presidenta del grupo de grandes almacenes aseguró que la estrategia de la compañía se basará en tres pilares: la consolidación de las tiendas físicas y online como centros de experiencias, la transformación digital y el desarrollo de nuevos negocios.

La apuesta por las experiencias en sus centros no es nueva. El Corte Inglés lleva varios años ampliando su oferta de servicios y ocio, con un especial foco en la gastronomía, como palanca para generar tráfico en sus tiendas y luchar contra su competencia 100% digital. Este plan ha ido acompañado de una apuesta por la digitalización del grupo y sus canales online que ha tenido un importante impulso durante la crisis del Covid.

«En comercio electrónico estamos progresando de forma espectacular. El esfuerzo adicional al que nos hemos visto obligados en el confinamiento nos ha permitido avanzar más de lo que teníamos previsto. Hemos multiplicado por cinco las ventas online y por seis los envíos a domicilio. No obstante, debemos seguir trabajando para mejorar el servicio», indicó Álvarez, que puso en valor «el gran salto en digitalización que afecta ya a numerosas áreas de la organización».

Además, la presidenta de El Corte Inglés adelantó que el grupo lanzará una nueva app en otoño, así como una nueva web de moda y diseñadores.

Plan de diversificación 

Marta Álvarez anunció ayer el «desarrollo de nuevos proyectos que aporten valor, permitan una mayor diversificación y ayuden al crecimiento». El grupo de grandes almacenes pretende dar un empujón a su nueva unidad de negocio de Real Estate «con la finalidad de ordenar y dar valor» a sus activos inmobiliarios, que ascienden a más de 17.000 millones, según Tinsa, así como para gestionar también inmuebles de terceros.

La segunda pata de este plan de diversificación será la puesta en marcha de «nuevos proyectos en logística». El Corte Inglés ha fichado a AT Kearney y Goldman Sachs para estudiar la creación de un operador logístico que contribuya a impulsar sus ventas online y a optimizar sus recursos. Aunque este proyecto se encuentra en una fase inicial, la intención de la compañía es que este operador también pueda prestar servicios a terceros.

Marta Álvarez señaló también que El Corte Inglés está trabajando, junto a Financiera El Corte Inglés -controlada en un 51% por Santander y en un 49% por el grupo- en «nuevos servicios para nuestros clientes». Se refiere así a la intención de la compañía de crear una gestora de patrimonios con la que ofrecer desde fondos de inversión a planes de pensiones. El grupo cuenta, en este sentido, con la ventaja que le da su tarjeta, que cuenta con más de 11 millones de usuarios. La cuarta pata del plan de diversificación, según indicó ayer Álvarez, será el relanzamiento de Viajes El Corte Inglés, la segunda filial del grupo por cifra de negocio y la que más ha sufrido la crisis del Covid, debido al impacto de la pandemia en el turismo. Aunque no hizo mención a ello, el grupo acaba de entrar también en el sector de los servicios con la compra de Mega2, la firma que prestaba la seguridad a sus centros.

Por último, Marta Álvarez destacó la importancia que da y dará el grupo a la sostenibilidad. «El Corte Inglés se siente implicado y comprometido con su entorno. Es lo que pide el consumidor, el ciudadano, la sociedad. Y es lo que nosotros ofrecemos como respuesta», indicó.

Artículo publicado en Expansión