¿Conoces los beneficios de una empresa sostenible?

En el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el 40 % de las principales empresas a nivel mundial reconocen incluir estas estrategias dentro de sus políticas globales.

A este respecto Accenture-2019 Sustainability señala que «solo el 21 % de los CEO consideran que actualmente las empresas están comprometidas con objetivos globales y el 71 % cree que, aumentando el compromiso, las compañías pueden jugar un papel fundamental».

¿Qué es una empresa sostenible?

Una empresa sostenible es aquella capaz de actualizar sus protocolos integrando tres pilares fundamentales en este proceso: crecimiento económico, creación del valor social y preservación ambiental. Estamos ante un modelo que aúna la convergencia entre la creación de riqueza y el uso de recursos humanos, materiales, naturales y económicos. Es la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en las empresas la que articula estos mecanismos.

Susana Gallego, QHSE Manager y CEO de VITAE Solutions, señala que «ahora la innovación en la sostenibilidad y el valor social de tu modelo de negocio es prioritario». Según Gallego, el desarrollo de este modelo de negocio sostenible implica un mínimo gasto en lo que se refiere al beneficio que obtendrá la compañía. Y añade que existen cinco resultados positivos claros a la hora de implementar un modelo de empresa sostenible.

Algunos ejemplos concretos:

Los beneficios y exenciones fiscales. La legislación de nuestro país contempla beneficios fiscales a las empresas que cumplen los principios de sostenibilidad empresarial. Afirma Susana Gallego que “el mayor beneficio es el ligado al valor social generado entre tus partners y tu comunidad de influencia. El económico es inevitable y una consecuencia del social”.

Ahorro de costes. Una empresa sostenible organiza un reparto de los gastos y lo hace de forma transparente. Detalla la experta que la clave está en repartir los costes y gastos según el rendimiento que generan.

Mejora el ambiente de trabajo. Una empresa sostenible alcanza una mejor ratio de retención del talento, reduce el absentismo laboral y mejora la productividad de la plantilla. Sobre este aspecto, Gallego declara que «la sostenibilidad trata sobre las personas que trabajan en las compañías, sobre su bienestar, sobre lo que sienten, sobre la empatía. Los trabajadores son el motor de las empresas y sin ellos no hay visión estratégica que se mantenga».

La empresa sostenible aumenta el sentimiento de pertenencia

Y es que las actividades de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) son un amplificador de la reputación de la empresa y abren puertas a la hora de buscar inversores. Una empresa sostenible articula un ecosistema con relaciones que sumen a ambos lados, clientes y proveedores. Dinamiza la marca creando relaciones como diferencial.

Este modelo de empresa favorece las subvenciones, los Business Angels y entre otras cuestiones, la capacidad financiera. De este modo se permite desarrollar y co-crear en el colectivo y no en el individualismo.

Ponemos el foco en este modelo empresarial en el que se apuesta por una visión sostenible y cada vez más, atrae a más compañías, mientras desarrollan su modelo de negocio. Para ello, incluyen objetivos de sostenibilidad en la estrategia global de la empresa.

Además, este ejemplo de negocio y de empresa centrado en los ODS captará la atención de más entidades, sumando valores sostenibles en sus marcas.

Por: Pedro Garcia, GN Diario