Compras tras la pandemia será más digital y sensible al precio. Buscará más ahorro


El coronavirus, y la situación de confinamiento provocada por la pandemia, ha cambiado de forma radical las perspectivas económicas de los españoles y su forma de consumir. Estar en casa ha disparado, por ejemplo, el número de personas que dedica más tiempo a cocinar (+67%) o el número de ingestas al día de alimentos (+28%). Las principales tendencias que marcan la forma de comprar son:

Proximidad. Ha pasado de ser el primer factor de decisión para el 24% de la población, antes del coronavirus, a serlo ahora para el 74%, según Aecoc. El consumidor busca una menor exposición a salir y poder contagiarse, por lo que evita los desplazamientos largos. De la misma forma, se han reducido las visitas a las tiendas, mientras el ticket medio lleva cinco semanas subiendo, según Kantar.

Fidelidad. Está íntimamente relacionada con la tendencia anterior. La media antes del Covid-19 era visitar entre 3 y 4 cadenas diferentes al mes, pero ahora el cliente hace la compra en una sola enseña. No obstante, la gran mayoría (51%) manifiesta que cambiará esta forma de actuar cuando pase la pandemia y volverá a ser un consumidor infiel.

‘Delivery’. El 66% de los consumidores utilizaban los servicios de comida a domicilio antes de la crisis del coronavirus, pero ahora sólo un 6% sigue recurriendo a esta opción de manera habitual. El cierre de gran parte de la hostelería ha reducido la oferta y el consumidor tiene además miedo a poder contagiarse en la recepción del envío. El 44% dice que seguirá usando menos el delivery cuando la situación mejore, explica Aecoc.

Online. Un 20% de las personas que nunca habían hecho la compra online antes de la pandemia han comenzado ahora a hacerlo, derribando el principal muro para el crecimiento del canal digital: el desconocimiento y la falta de confianza. Además un 17% asegura que mantendrá esta tendencia una vez termine el confinamiento.

Precio. Sólo el 21% de los españoles considera que el Covid-19 no tendrá impacto en su economía. De hecho, un 30% considera que gastará menos fuera del hogar cuando se acabe el confinamiento y más de un 25% tratará también de ahorrar en su compra doméstica. Aecoc dice que no se está produciendo un alza de precios salvo en productos concretos, sino que lo que ocurre es que han desaparecido las promociones. Volverán cuando el cliente se vuelva menos fiel. Además, se observa ya un repunte de la venta de marca blanca y de productos básicos, una tendencia que ya se dio con fuerza en la anterior crisis y puede repetirse

Artículo publicado en Expansión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.