Cómo una economía circular podría ayudar a la recuperación del COVID-19

Economía circular sostenibilidad reciclaje COVID-19 recuperación financiera.

Una economía circular podría ayudar al mundo a recuperarse financieramente del COVID-19, dicen investigadores de la Universidad de Warwick del Reino Unido.También podría ayudar a las naciones a lograr sus objetivos de emisiones netas de carbono cero.

COVID-19 ha expuesto aún más las fallas de un uso lineal de «tomar-hacer-desperdiciar» de los recursos del mundo, y destacó la necesidad de un enfoque más circular de «reducir-rediseñar-reutilizar», según un nuevo estudio.

Un grupo de investigadores dirigido por la Universidad de Warwick del Reino Unido llegó a la conclusión de que una economía circular podría ayudar al mundo a recuperarse de la pandemia, al mismo tiempo que ayudaría a las naciones a alcanzar los objetivos de emisiones netas de carbono cero .

Todas las industrias pueden y deben adoptar una economía circular, dice el Dr. Taofeeq Ibn-Mohammed , profesor asistente en Warwick Manufacturing Group (WMG), con estrategias adaptadas a cada sector.

Construcción más eficiente en recursos

En la construcción, por ejemplo, el reacondicionamiento, la restauración o la reparación de edificios existentes conduce a instalaciones con menos emisiones, requiere menos recursos y es más rentable que la demolición y la nueva construcción.

Las tecnologías de infraestructura digital, como los levantamientos termográficos e infrarrojos, el escaneo láser 3D y el hermanamiento digital, que crean modelos virtuales de procesos, productos o servicios, «desempeñarán un papel crucial para garantizar el futuro bajo en carbono y energéticamente eficiente del entorno construido», dicen los autores.

Sector alimentario menos derrochador

Las estrategias de economía circular podrían ayudar a crear un sector alimentario más sostenible y seguro.

Estos incluyen enfoques de «agricultura regenerativa», como el uso de desechos de alimentos para reponer los nutrientes en el suelo. La digestión anaeróbica se puede utilizar para crear biogás a partir de nutrientes orgánicos. La agricultura urbana (cultivar cultivos y animales para la alimentación en las ciudades y sus alrededores) es otra oportunidad circular.

Los autores citan el aumento de la popularidad de las granjas locales como consecuencia directa del COVID-19, lo que sugiere que «la gente podría experimentar el poder de los ciclos alimentarios locales y evitar los riesgos de contaminación percibidos en los supermercados».

Cadenas de suministro digitales

Las empresas pueden aumentar su resiliencia frente a futuras pandemias como COVID-19 mediante el uso de tecnologías digitales disruptivas o herramientas de fabricación inteligentes.

El análisis de big data, por ejemplo, puede ayudar a las empresas a optimizar sus procesos de selección de proveedores. Actualmente, la computación en la nube se utiliza para facilitar y gestionar las relaciones con los proveedores. Y los procesos de logística y envío se pueden «mejorar en gran medida» mediante la automatización y la Internet de las cosas: el mundo de los dispositivos conectados.

El equipo de Warwick insta a un «pensamiento circular» que tenga como objetivo el bienestar general de la población en lugar de «centrarse en impulsar la competitividad, la rentabilidad o el crecimiento de las empresas y las economías nacionales».

Economía circular sostenibilidad medio ambiente resiliente envases de plástico

10 oportunidades de inversión circular

El Foro Económico Mundial apoya a la Fundación Ellen MacArthur, que trabaja para acelerar la transición del mundo hacia una economía circular. La fundación estableció recientemente 10 oportunidades de inversión circular en cinco sectores clave: el entorno construido, la moda, los envases de plástico, la alimentación y la movilidad.

“En una respuesta sin precedentes a la crisis de COVID-19, se han puesto a disposición billones de estímulos económicos en todo el mundo”, dice la fundación, señalando que este momento es una oportunidad única para construir una recuperación resiliente y baja en carbono. “La economía circular, como instrumento para desvincular el crecimiento económico del uso de recursos y el impacto ambiental, abre el camino a una recuperación resiliente”.

Naciones circulares

Los Países Bajos, Alemania, Suecia, Escocia, Dinamarca y Finlandia se encuentran entre las naciones que impulsan agendas de economía circular.

Por ejemplo, los Países Bajos tienen un programa gubernamental para lograr una economía holandesa circular para 2050 .

Dinamarca está invirtiendo € 16 millones ($ 19 millones) en 15 iniciativas como parte de una estrategia nacional de economía circular.

Escocia también tiene una estrategia de economía circular y ya emplea a más de 200.000 personas (el 8,1% de los puestos de trabajo) en puestos relacionados con la economía circular.

Ritmo de cambio

Más de 40 países, empresas y organizaciones internacionales trabajan juntos para acelerar la transición a una economía circular como miembros de la Plataforma para Acelerar la Economía Circular (PACE).

Lanzada en 2017 por el Foro Económico Mundial, la comunidad PACE está formada por 80 líderes ejecutivos públicos, privados, internacionales y de la sociedad civil y más de 200 miembros que defienden 18 proyectos en todo el mundo.

Por: Victoria Masterson, https://www.weforum.org/