10 medidas para salvar el tejido empresarial

Barcelona 13 05 2018 Oriol Amat de Junts pel Si Autor del libro Empresas que mienten FOTOGRAFIA DE JOAN CORTADELLAS

Por Oriol Amat

Los primeros siete años de VIA Empresa configuran un ciclo completo de inicio de recuperación de una crisis, la que había empezado en 2008 y tocaba fondo alrededor de 2013, y el inicio de otra crisis imprevista: la del coronavirus. VIA Empresa está llevando a cabo un trabajo imprescindible y de gran valor dando información y opinión sobre todo el que interesa a las empresas. Ahora, en plena crisis del coronavirus tenemos grandes amenazas y si no lo hacemos bien, las consecuencias nos pueden perjudicar mucho durante años. En cambio, si autoridades, empresas y personas lo hacemos bien, los daños del coronavirus en la economía pueden ser menos profundos y cortos en el tiempo. Por eso, pueden ayudar muchas medidas como las siguientes:

1. Lo más importante es la salud, y aquí el que hace falta es que las autoridades sigan las mejores prácticas internacionales. Hay países donde la afectación en la salud es muy menor, hay que aprender de los mejores. Y las personas tenemos que colaborar siguiendo de pe a pa todas las indicaciones que nos comuniquen.

2. Los gobiernos tienen que actuar con mucha rapidez. En 2008, Europa no actuó de manera contundente hasta 2012, cuando Mario Dragui, presidente del Banco Central europeo dijo el famoso: «Haremos todo el que haga falta para salvar el euro y créanme que será suficiente». A partir de entonces, y sobre todo a partir de 2013, la economía inició la recuperación.

3. Los gobiernos, sobre todo el español que es quien lo puede hacer, tienen que dar subvenciones a fondo perdido a las partes más vulnerables de la economía, sobre todo a los sectores más afectados y a las pymes y autónomos. Los que piensen que esto generará déficit y deuda pública conviene que tengan en cuenta que vale más hacer este rescate durante unos meses que pagar subsidios durante diferentes años a todos los parados que habrá si se deja caer centenares de miles de empresas y a los autónomos.

«Vale más hacer este rescate durante unos meses que pagar subsidios durante diferentes años a todos los parados que habrá»

4. Los gobiernos tienen que facilitar vías de liquidez rápidas y suficientes y, en esto, las líneas y avales ICO e ICF pueden ayudar mucho.

5. Las empresas tienen que tomar medidas para garantizar la liquidez: aprovechando las ayudas de liquidez, ampliando capital cuando se pueda, suprimiendo el pago de dividendo, aplazando inversiones o renegociando con acreedores, por ejemplo.

6. Una vez garantizada la liquidez, las empresas tienen que proteger el resultado y el margen. Por eso, puede ayudar si se variabilizan determinados costes fijos. Por ejemplo, los ERTE pueden ser de ayuda para compensar la caída de actividad.

7. Renegociar con proveedores los costes y plazos de pago. De todas maneras, hay que hacerlo velando por la relación a largo plazo con el proveedor. A veces, para salvar a un proveedor en lugar de alargar el plazo de pago, convendrá que lo anticipemos.

«A veces, para salvar a un proveedor en lugar de alargar el plazo de pago, convendrá que lo anticipemos»

8. Mirar de aumentar ingresos a partir de los cambios que se están produciendo en las necesidades de los clientes. Están apareciendo nuevas necesidades que son grandes oportunidades para las empresas que les pueden satisfacer.

9. Rediseñar el modelo de negocio para hacerlo más efectivo y eficiente. Una de las opciones es aprovechar las ventajas de la digitalización para vender más online, para fomentar el teletrabajo, etc.

10. Finalmente, otra medida, que es la más importante después del tema de salud: cuidar y dar confianza a los activos estratégicos más importantes: las personas. Las crisis son una buena oportunidad para demostrar que se apuesta por ellas y que son el centro de la misión de la empresa.

Podríamos decir todavía más medidas, pero si en estas si lo hacemos bien, saldremos antes y reforzados de esta crisis.

Artículo publicado en Via Empresa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.