El Covid vence al efecto Black Friday: las ventas del sector textil caen un 37% en noviembre

La caída de la facturación de la industria textil disipa parte de las esperanzas depositadas en la campaña navideña y plantea un 2020 con un desplome del negocio en torno al 40%, lo que supondrá perder cerca de 7.200 millones de ingresos respecto a 2019, según Acotex. La segunda ola del virus eleva el cierre de negocios hasta el 25% del total.

Donde había esperanzas ahora hay resignación. Las ventas del sector textil cayeron un 37,1% el pasado de noviembre respecto al mismo mes de 2019, lo que supone un duro varapalo para la industria, que veía en el Black Friday una oportunidad para recuperar parte del negocio perdido durante el año.

No obstante, las expectativas ante la campaña de Navidad más digital y con un consumidor más proclive a anticipar comprar para evitar colas y aglomeraciones se han disipado. El miedo a comprar en tiendas físicas provocado por el Covid, unido a que una parte muy relevante del comercio sigue cerrada, han vencido este año al efecto Black Friday y plantean un cierre del año con una caída de la facturación cercana al 40% para el sector.

El descenso supondría pasar de 18.078 millones que facturó la industria textil el año pasado en España a una cifra por debajo de los 11.000 millones. La pandemia va a evaporar 7.200 millones en ventas de una tacada, una cifra superior a todo lo que cayó el mercado en la anterior crisis económica. La diferencia es que entonces el desplome se produjo en seis años.

La segunda ola acentúa las caídas

“Tras el confinamiento el 15% de las tiendas no abrieron y ahora alrededor del 25% de los establecimientos todavía tienen sus puertas cerradas al ver que las ventas de estos meses son una auténtica catástrofe”, asegura la patronal textil Acotex. Sus datos corroboran la tendencia. Si el descenso de ventas alcanzó su pico en abril, con un -89,5%, la caída se fue desacelerando hasta julio, cuando marcó un -22,5%, pero no ha hecho más que acentuarse desde entonces mes a mes. El dato de noviembre se sitúa en línea con el de octubre, aunque supone un duro varapalo para las expectativas del sector.

“El comercio de la moda continúa con caídas en las ventas y éstas no se recuperan sólo con descuentos. La limitación de aforo en las comidas y cenas, el no haber casi eventos o celebraciones son motivos que no animan a comprar un vestido, un traje o complementos porque no se pueden lucir como gustaría”, explica Acotex. No obstante, la patronal se resiste a dar todo por perdido y lanza un mensaje de auxilio: “Entramos en el último mes del año y esperemos que estas fiestas den ánimo y los clientes se animen a comprar y regalar prendas de vestir y complementos. Tradicionalmente los regalos de ropa son muy frecuentes en estas fechas y confiamos que así siga”.

Pide flexibilizar el despido para salvar negocios

El sector ha vuelto a reclamar al Ejecutivo medidas urgentes para salvar negocios. En su opinión, lo más urgente pasa por una condonación de los diferentes impuestos, tasas y tributos que se pagan, así como una “exoneración de las cuotas a la Seguridad Social” y ampliar los ERTE de fuerza mayor”.

Acotex reclama además una reducción del IVA para incentivar el consumo, una moratoria en el pago de los préstamos ICO para no dañar la liquidez y “una solución para el pago de los alquileres comerciales a los que no podemos hacer frente mientras sigamos con estos niveles tan bajos de ventas”.

“Es impensable mantener las plantillas preCovid con las actuales ventas por lo que tenemos que actualizar las plantillas al momento actual y para ello necesitamos de ayudas para poder despedir porque de lo contrario las empresas tendrán que cerrar definitivamente”, indica.

Por: Victor M.Osorto https://www.expansion.com/