Mango se suma a la moda sostenible y ahorra 30 millones de litros de agua en su nueva colección

¿Esta de moda la concienciación medioambiental? Podría decirse que sí, y que cada vez son más las grandes corporaciones e industrias del sector textil que abogan por un camino que cuide del medio ambiente, pero cambiar la industria de un día para otro es difícil.

Grandes empresas del sector como Mango han ido sacando colecciones eco-friendly y se han ido poniendo metas para que el impacto sobre el planeta sea cada vez menor, ya no solo con campañas a corto plazo, sino con encarando un futuro sostenible. 

Concretamente, el gigante textil lanzó hace unos días su colección denim con la que ahorraron más de 30 millones de litros de agua.Business Insider España ha hablado con varios portavoces de Responsabilidad Social Corporativa de la marca para esclarecer en qué consiste este objetivo y qué importancia tiene dentro de la empresa.

Una trayectoria en intentar cuidar del medio ambiente

Esta no es la primera campaña que lanza Mango en consonancia con la responsabilidad medioambiental. Comenzaron proyectos como SECOND CHANCES y, como muchas otras empresas, con la sustitución de bolsas de plástico por bolsas de papel. 

Además, para alinear su compromiso con los objetivos internacionales de sostenibilidad entraron a formar parte de varias iniciativas internacionales como AmforiSEDEX o SAC (Sustainability Apparel Coalition).

Mango cierra 2020 con una reducción en las ventas del 22%, hasta los 1.842 millones de euros por el impacto del COVID-19 y abandona el récord alcanzado en 2019.

Desde el departamento de RSC vieron que la actividad de la compañía a nivel mundial tenía un gran impacto ambiental y social. «Nos dimos cuenta hace un tiempo que el paradigma de la industria textil tenía que cambiar hacia un modelo más sostenible para poder perdurar«.

Desde 2019, además, Mango forma parte del Fashion Pact, esto engloba a muchas expresas del sector textil y permiten una colaboración transversal en toda la industria de la moda para trabajar hacia objetivos comunes por la acción climática.

 «Todos estamos trabajando en la misma línea y esto es lo que provocará un cambio en la industria», aseguran. 

Menor impacto, un mundo mejor, la nueva campaña de Mango

Ahora, la multinacional ha lanzado su nueva campaña con el mensaje: Menor impacto, un mundo mejor, donde ha querido plasma el espíritu Mediterráneo para todas las líneas. Esto quiere decir que se integra tanto moda para hombre y mujer, como para niños. 

Cuando se habla de sostenibilidad recae intrínsecamente la durabilidad del producto. En otras palabras: el usar y tirar no entra en la definición. La tendencia de la moda sostenible y uno de sus mantras es que la ropa debe durar. Pero, ¿cómo se extrapola este concepto a la moda para niños? Los más pequeños crecen muy rápido, y esto puede suponer uno de los desafíos más grandes a la hora de crear ropa sostenible.

Mango lo tiene claro: no es solo lo que se decide comprar y usar, sino cómo se usa y qué capacidad tiene el consumidor de reutilizar esa ropa. «Aunque los niños crezcan rápido, promovemos que nuestros clientes puedan tener opciones más sostenibles para comprar y les animamos a buscar maneras para no tirar las prendas utilizadas sino a darles una segunda vida».

La campaña ha sido posible gracias a los avances tecnológicos. Cuando se habla de un ahorro de 30 millones de litros de agua se refiere en comparación con los procesos convencionales de acabado y lavado. ¿Te imaginas cuantísima agua gasta un proceso normal, sumado a todas las industrias de textil existentes, y el impacto que genera para el planeta? 

Mango redujo este gasto de 2 maneras: por un lado, el uso de la tecnología Ecowash, desarrollada por la empresa Jeanologia, que ayudó a reducir el consumo de agua, energía y productos químicos durante los procesos de lavado y acabado de las prendas; por otro, esta colección contiene algodón sostenible certificado que fomenta el uso de técnicas agrícolas sostenibles, reduce el consumo de agua y productos químicos y, a su vez, garantiza la salud y seguridad de los trabajadores.

¿Existe un camino hacia una empresa 100% sostenible?

La incógnita que suele surgir alrededor de las grandes industrias de textil que quieren trabajar en sostenibilidad es qué ocurrirá a largo plazo. Mango lleva varios años trabajando en esta dirección, pero por ahora ser 100% sostenible no es posible. 

«Nuestro objetivo es llegar a reducir al máximo nuestro impacto, tanto ambiental como social, dentro del contexto de sostenibilidad de la industria textil. Tenemos un ambicioso plan estratégico de sostenibilidad, que se irá actualizando año tras año para ser cada vez más sostenibles y estar alineados con las iniciativas internacionales».

Por ahora, los siguientes pasos están pensados para un corto o medio plazo. Mango publicó hace unos meses su compromiso con el incremento del uso de fibras sostenibles:

100% algodón sostenible para 2025.

50% de polyester reciclado para 2025.

100% de fibras celulósicas de origen conocido para 2030.

«Estamos totalmente comprometidos con nuestros objetivos de reducir nuestro impacto ambiental y trabajando duro en nuestras metas para dar respuesta a lo que la industria demanda».

Por: Irina Pérez, Business Insider