Comunidad Circular: una apuesta por la artesanía, la sostenibilidad y la belleza

El fabricante de automóviles Mazda y SACo, Sociedad de Artesanía Contemporánea, han organizado la muestra Comunidad Circular en el marco de Madrid Design Festival. En ella 20 artesanos aportan piezas con el acento en la perdurabilidad, la nobleza de los materiales y el respeto al medio ambiente, una filosofía compartida.

Entre las 58 exposiciones y más de 180 actividades de la edición de este año del Madrid Design Festival, hay una pequeña, curiosa, interesante. Lleva el título de Comunidad Circular, reflexiona sobre los conceptos de artesanía y sostenibilidad y está auspiciada por SACo, la Sociedad de Artesanía Contemporánea, y la firma automovilística japonesa Mazda.

Colocadas en círculo, distintas piezas elaboradas por artesanos de toda España, se exponen en Dimad (Central de Diseño), en Matadero. Junto a ellas, un Mazda MX-30, el primer coche completamente eléctrico del fabricante nipón, diseñado bajo un enfoque sostenible y en el que la artesanía estuvo presente desde su misma concepción.

La disposición en círculo ahonda en esa idea central de la muestra que vincula artesanía y sostenibilidad, una unión entre la naturaleza y la sensibilidad humana “a través de materiales crudos, formas puras y atemporalidad“, subrayan los organizadores. Así se pueden ver piezas de cuero, textiles o cerámicas que inciden en esta relación.

“Hay un conceptos en la base de Comunidad Circular”, señala Elena Goded, presidenta de SACo. “Todos los artesanos que hemos aportado piezas practicamos alta artesanía. Eso quiere decir, en primer lugar, que trabajamos por lo general con materiales nobles, medioambientalmente sostenibles y perdurables en el tiempo, que envejecen bien. Y en segundo lugar que apostamos por un diseño contemporáneo, que creemos que es la mejor manera de que la artesanía se convierta en fuente de valor económico”.

Cada uno de los 20 miembros de SACo ha aportado diversas piezas. Lámparas como las diseñadas por Mayice o las fabricadas por LZF, los sombreros de Candela Cort o una vajilla de loza de Vajillas Ultramar conviven con las esculturas que parecen cobrar vida de Mercedes Vicente o las singulares creaciones con plumas de Henar Iglesias. Junto a cada una una cartela con un código QR permite conocer detalles sobre su proceso de creación.

Pese a que cada artesano ha decidido de manera libre qué pieza aportar, el conjunto, sin embargo resulta armónico. “Quizá sea”, reflexiona Goded, “porque compartimos unas bases comunes tan sólidas que al final el resultado tiene coherencia”.

Junto a los trabajos de los miembros de SACo se expone un Mazda MX-30, un modelo en el que la firma japonesa aspira a hacer confluir esa doble vertiente de artesanía y sostenibilidad. No es solo el hecho de ser eléctrico y reducir a cero sus emisiones. En el propio proceso de producción se ha buscado minimizar el impacto medioambiental con decisiones como la de utilizar baterías de menor tamaño y más ligeras. Además de reducir el peso final del coche, su propia fabricación es mucho menos costosa en términos ecológicos.

En la concepción del Mazda MX-30 la compañía ha tenido en cuenta todo su ciclo de vida, desde la extracción de las materias primas necesarias para fabricarlo hasta el consumo de energía en su producción y en su uso e incluso el impacto de su eliminación al final de su vida útil.

Mazda MX-30, primer vehículo eléctrico de la firma, en el espacio de l

La artesanía también está muy presente. Todos los modelos de Mazda nacen de la colaboración estrecha entre diseñadores y takumisartesanos que esculpen a mano los coches en arcilla, un proceso del que unos y otros se nutren hasta dar con la forma ideal para el vehículo. Además, el MX-30 es el primer coche producido en serie que utiliza corcho en sus interiores. Lo hace en la consola y en el interior de las puertas y remite a los orígenes de la firma, nacida en 1920 como fabricante de este material de origen natural.

Corcho, cuero, plumas, madera… Todos confluyen en un bello círculo en el espacio de Dimad. Comunidad Circular se puede disfrutar hasta el domingo 28 de marzo.

Por: Víctor Rodríguez, Expansión – fuera de serie